Inicio » Videos y Salud » Convertir la derrota en aprendizaje

Convertir la derrota en aprendizaje

En ocasiones, tenemos un objetivo claro, la meta totalmente definida, buscamos la forma de llegar a ella. Una y otra vez nos damos cuenta de que es complicado conseguirla, pero a pesar de ello, insistimos una vez más, y otra, y otra y otra…

De repente, llega el momento donde casi lo tienes, pero solo casi, ya que, una vez más, no lo puedes conseguir. Es el momento de aceptar una derrota, de reflexionar y asumir que algunas metas no pueden conseguirse.

Eso sí, no convirtamos esa derrota en un castigo demasiado duro, sino en una oportunidad para aprender que la próxima vez lo mismo tenemos que modificar algunos factores para conseguir nuestro objetivo. Cuestión de tiempo…


Pd. Un abrazo para Esteban y gracias a Darío por el Vídeo. Feliz semana.

Etiquetas :
Post anterior
Post siguiente

Sobre Serafín Fernández-Salazar

Padre, Enfermero y Bloguero. Cofundador de La Factoría Cuidando. Coordinador de #PiCuida, Red de Cuidados de Andalucía. Si quieres más información sobre mis proyectos, pásate por www.lafactoriacuidando.com

12 Comentarios

  1. Desde luego que el cerdito es insistente. Le ha costado darse por vencido, como al igual que muchas personas que les cuesta rendirse. Y como bien dices de una derrota tenemos que aprender…. y en general en la vida es cuestión de intentar alcanzar nuestras metas, pero también de ir ganando experiencia con los fracasos y los errores que nos encontramos por el camino.
    Me ha gustado mucho el vídeo, me ha hecho sonreír.
    Un abrazo

    • Antonio Jesús Ramos Morcillo

      Hola Ana, creo que si, todas las experiencias nos enriquecen y no todas nuestras experiencias tienen como resultado una victoria.
      Un abrazo.

  2. Pues yo lo que creo es que el pobre cerdito ha tenido muy mala suerte porque ha tenido un montón de ideas y las ha intentado todas. Es cuando se rinde cuando le cae encima su objetivo, cosa que también pasa a veces en la vida pero ya no le sirve de nada porque tiene la boca tapada. Está claro que esas galletas no eran para él y aunque no hay que rendirse nunca, lo que no puede ser no puede ser y además es imposible. Buén fín de semana

  3. Ana Luisa Parra Rusillo

    Pues yo creo que si antes de intentarlo de nuevo, analiza las causas por las que no ha podido conseguirlo, al final lo consigue, por ejemplo , si en lugar de subir por las paredes del frigorifico donde estan las puertas, por uno de los laterales ….¿no?

  4. Bonito video es cierto…

    Muchas gracias por el abrazo!!

    La verdad es que en esto de la filosofía de la victoria y la derrota yo daría algunas pinceladas…

    El cerdito lo ha intentado,… mucho… y con cosas de lo más complicado… ¿No sería mejor algo más sencillo?

    Una cosa que llama la atención es que lo intenta solo… y como decían en la bola de cristal, “solo no puedes… con amigos sí…” (De eso tengo sobrada experiencia…).

    Siempre menciono el “magis” de San Ignacio como camino a seguir en la vida… optar siempre a “lo mejor”, no solo a lo que está bien…

    Hay que seguir intentandolo, la calidad es el camino que va del caos a la excelencia, y la excelencia es como la utopía.

    Supongo que la diferencia entre fracaso y derrota es que en el primer caso que del fracaso siempre se aprende, sin embargo la derrota es la decisión de no volver a intentar algo… aunque simplemente sea reorientar nuestro camino…

    Tras esta especie de tratado de “gurú” de la autoayuda, diré que cuando de joven hacía deporte en el equipo del colegio he de reconocer que jugábamos para divertirnos, luchábamos y muchas, muchas veces perdíamos… después de años con un compañero comentabamos… “…esto del balonmano es genial… pero ganar debe ser la….”

    En eso seguimos….

  5. Por cierto… trasmito a todos una duda que tengo que resolver antes del lunes a las 14:00h…

    En mi hospital hay elecciones a la junta técnico asistencial… la presencia de la enfermería en la misma, respecto a otros colectivos está gravemente disminuida. La preside la dirección médica (no la gerencia), hay 10 médicos y 3 enfermeras (Contando a la dirección médica y la de enfermería)… por lo de la visibilidad de los cuidados.

    Tengo experiencia en esta comisión, no como enfermera sino como coordinador de calidad, que ahora no está presente en la misma, y sé de la pocas competencias que la misma tiene en la marcha del centro…

    Además no hay candidatos para cubrir las plazas de enfermería…

    Me han propuesto (Que aunque estoy muy liado…) me presente…yo estoy muy quemado con las proporciones de este órgano…

    Sin compromiso de atender vuestras sugerencias… jeje… ¿Qué creéis que debería hacer?

    • Que es lo que tu quieres hacer Esteban? Te apetece? Crees que puedes aportar algo en esta Comisión?
      Si no se presentan enfermeras a esos puestos que pasaría? Tienen que cubrirse esos huecos “si o si”?

      • Bueno, es un tema que tiene que ver con la visibilidad de nuestra profesión, pero también con estructuras de funcionamiento obsoletas… en lo personal a veces no es tanto lo que apetece hacer como el “maldito” sentido de la responsabilidad…

        Seguro que retomamos el tema…

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines autopublicitarios.
- Cíñete al tema del artículo en cuestión.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente porque será moderado, ten un poco de paciencia.
- Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados.

Gracias por tu sensatez.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

*

Subir
A %d blogueros les gusta esto: