"Si el puzzle de la salud de las personas encaja, es gracias a todos"

5

Las enfermeras estamos revolucionadas. No estamos saliendo en “la foto de los cuidados a Teresa”.  Hoy reflexionamos sobre este tema con la ayuda de Miguel Ángel Máñez, Juan Hernández Yáñez, Javier Padilla, Maite Martínez Lao y ENE, revista de Enfermería. 

El equipo médico que atiende a la auxiliar de enfermeria contagiada con el virus del ebola. Efe. Luca Piergiovanni
El equipo médico que atiende a la auxiliar de enfermería contagiada con el virus del ébola, Teresa Romero. Efe. Luca Piergiovanni

Antes de empezar, #yoconfieso dos cosas.

La primera es que este post es una reflexión (que comparto con vosotros), fruto de los comentarios, tweets, post y reflexiones de otras personas, que personalmente, me están ayudando a entender esta situación.

La segunda: le he robado el título a mi amigo Miguel Ángel Máñez. El es un gurú en estas cosas del 2.0 y hace tiempo ya nos hablaba de los cuidados invisibles y los equipos de salud.

El Puzzle de la Salud

El 20 de febrero de 2013, en una iniciativa en redes sociales para poner en valor el trabajo de las enfermeras, Máñez publicaba en esta casa, el post “Un lugar en el mundo“:

“Los cuidados necesitan algo más de marketing, o quizás una campaña publicitaria que muestre la importancia de lo invisible. Los medios de comunicación suelen hacerse eco de las grandes investigaciones, de los avances tecnológicos, de la robotización o de los nuevos hospitales, pero lo básico y lo sencillo no vende. Todo lo relacionado con la educación, la promoción de hábitos, los cuidados, los autocuidados, la cercanía constante, la respuesta rápida a las dudas vitales, etc. se da por sabido, y por eso no hace falta contarlo.
 
¿Eso significa que los cuidados no son noticia? ¿O no salen en la tele? Obviamente no es así, y si que protagonizan muchos contenidos pero no de manera que deberían. Si los cuidados son noticia, siempre se asocian a enfermos terminales, a momentos finales, al duelo, al paciente crítico, a la parte humana del cuidado… Eso no es malo, pero hay muchísimo más: cuidados quirúrgicos, cuidados intensivos, cuidados en plantas, cuidados en casa, cuidados diarios, cuidados que enseñan, cuidados para mejorar el autocuidado. Todo eso no vende, es demasiado ordinario para los medios, o quizás no tiene glamour.
 
La ficción televisiva podría haber ayudado un poco, pero ni eso. Hospital Central se preocupó más por los superhéroes o por los rolletes sentimentales, Médico de Familia tampoco ayudó mucho, aunque introdujo la atención primaria en la tele. MIR, que duró poco, y fue del estilo, y otras tantas. En resumen, los cuidados sólo adquieren protagonismo desenlaces dramáticos, esos con musiquita triste, cuando el “prota” va a “palmarla”. Las patologías leves o muy comunes tampoco suelen protagonizar nada, y entre un “glamuroso” e inquietante lupus y unas cataratas corrientes y molientes, no hay color.
 
La invisibilidad no es mala, pero no permite dar a conocer las cosas bien hechas, porque lo invisible sólo sale a la luz cuando falla. Todo tiene su papel y su lugar en el mundo, pero lo cotidiano corre el riesgo de caer en el olvido y no salir en la foto. Por eso es necesario que la sociedad compruebe que si el puzzle de la salud del individuo encaja, es gracias a todos, desde el profesional que usa aparatitos revolucionarios, hasta los que están siempre. Y todos significa todos.”
Derechos de Foto de Shutterstock
Derechos de Foto de Shutterstock

El trabajo bien hecho deber ser visible por todos y para todos

Tal y como nos comentaba Miguel, el problema es que la invisibilidad (no tanto salir en la foto, sino en el fondo), no permite dar a conocer las cosas bien hechas que en este caso (y otros) han realizado muchos profesionales. Ya no hablo solo de las enfermeras, sino tal y como decía Maite Martínez Lao “Ni las ni otros muchos profesionales sanitarios y no sanitarios: auxiliares de enfermería, limpiadoras, psicólogos, farmacéuticos…”.

Por otro lado, también está el problema de la atribución de la mejora de la salud a un único colectivo profesional. Javier Padilla (Médico Crítico) escribía hace unas horas sobre este tema (imprescindible su lectura) y  Juan Hernández Yáñez lo hacía ayer en un post titulado “La otra mitad del cielo (de Teresa)”:

“Pero cuando se produce una curación… es la medicina la que aparece únicamente en escena. Y eso es simplemente obsceno e injusto, por parte de los responsables de comunicación y también de los propios médicos que saben que no existe más mérito técnico-científico que en otras situaciones similares en las que todo se juega a vida o muerte sin demasiados recursos terapéuticos (y me morderé la lengua y pediré perdón públicamente si algún día explican que hicieron algo más que echar mano de todo lo que les habían facilitado; como fue su deber)”

El equipo de Salud, siempre el equipo.

Pues bien, llegado a este punto de reflexión (que no tanto de acción) quiero quedarme con dos citas que me parecen muy acertadas para terminar. La primera de ellas es de los responsables de la Revista ENE de Enfermería:

La segunda, es de Juan Hernández:

Los cuidados de enfermería forman parte de la terapéutica clínica, de la misma forma que la atención médica forma parte  -o debería hacerlo–  de los procesos de cuidados. Y así lo reclaman los médicos y enfermeras más lúcidos.

El caso es que no quiero decir que un servidor sea un enfermero lúcido por reclamar la importancia del equipo de salud, sino que me parece lo más acertado en este momento y así lo he defendido en otras ocasiones.

Bueno, tengo que dejaros que este tema da para mucho. Para cerrar el círculo, os dejo con la misma canción que Miguel Ángel nos recomendó aquel 20 de febrero. Buen fin de semana…

Pd. Relacionado con este tema, un grupo de profesionales ha puesto en marcha una iniciativa a través de redes sociales, #enfermeriaVisible. En Change.org puedes encontrar una petición para aumentar la visibilidad de las enfermeras de España por si estás interesada en firmarla.

También podría gustarte Más del autor

5 Comentarios

  1. manyez dice

    Creo que es necesario que 24H24P se recopile en un libro o algo así… algo online sencillo y que permita su difusión. Gracias por dejarme colaborar con vosotros, y también por ser los mejores (como enfermeras, como personas)

    1. Serafín Fernández-Salazar dice

      Hola Miguel. Respecto de libro, en alguna ocasion le he dado algunas vueltas pero no lo he terminado de ver (por eso de que ya está publicado en las redes).

      Gracias por tus palabaras 😉

  2. andonicarrion dice

    Compartiendo el fondo de tu post (y hemos hablado en más de una ocasión del asunto) creo que el post es muy tibio para un referente enfermero como tu (y si, te considero un referente).

    Es cierto que el corporativismo es malo en cualquier estamento, pero hay días y días. Y hoy tocaba ser #EnfermerActivista. Hoy tocaba decir que estamos hartos de no salir en las fotos.

    Un abrazo amigasho!

    1. Serafín Fernández-Salazar dice

      Hola Andoni, gracias por pasarte. Tal y como comentas, hemos hablado en más de una ocasión de este tema por lo que sabes mi opinión (también la conocen nuestros lectores).
      Pienso que hoy, aparte de decir que “estamos hartos de nos salir en las fotos”, también es un momento para, entre otras cosas, reforzar la idea de que podemos mostrar la visibilidades de los cuidados reivindicando el trabajo en equipo. Una cosa, no quita la otra, ¿no?
      Un abrazo de vuelta.

  3. Javier López @jalopgui dice

    Hola a todos,

    El tema es un debate que necesitamos realizar tanto estudiantes, como profesionales y pacientes. Solo así podemos conocer qué está sucediendo y posicionar el cuidado enfermero en el lugar que le corresponde.

    Al final, como dices Serafín, necesitamos reivindicar el trabajo en equipo. Y, sobre todo, desde el punto de vista de que el paciente debe situarse en el centro del cuidado.

    Saludos,

Deja un comentario