Inicio » Enfermería basada en la Evidencia » Investigadores noveles » “Es que a mi no me gusta la investigación”

“Es que a mi no me gusta la investigación”

Resulta que esta expresión la he escuchado en multitud de ocasiones. Seguro que vosotros también. Se suele escuchar cuando…

– alguien comenta los resultados de una investigación que se ha publicado recientemente… “a mi no me cuentes historias que yo de eso no se, y además, es que a mi no me gusta la investigación”

– sale algún curso sobre la materia… “¿de investigación? ni de coña, es que a ni no me gusta la investigación”

– vienes de un congreso y dices…“Pues he visto en una comunicacion en el Congreso de… ¡Ya estamos con las tonterías! Pues no sabes, que a mi no me gusta la investigación”

Y seguro que podemos poner muchos más ejemplos.

El caso es que, haciendo caso a la famosa Wikipedia, cuando hablamos de investigación hacemos referencia a “una actividad humana orientada a la obtención de nuevos conocimientos y, por esa vía, ocasionalmente dar solución a problemas o interrogantes de carácter científico.” 

Desde este punto de vista, no me puedo “de creer” que en nuesto quehacer diario no nos planteemos algunas cuestiones que tengamos que resolver (“será mejor utilizar esto que lo otro”, “si lo hiciera de esta manera lo mismo funciona mejor”, “pues la verdad es que esto no se donde encontrarlo”…)

Claro está, para dar respuesta a los interrogantes, tendremos que saber (mas o menos) algunos lugares donde encontrar información adecuada (además de Google, claro), y para hacer esto, no tenemos que ser grandes investigadores, ni saber hacer hacer ensayos clínicos, ni tener un proyecto financiado. Tan solo tenemos que tener, inquietud por resolver nuestra pregunta, actitud por mejorar nuestros cuidados y conocer algunos recursos y lugares donde encontrar la información.

Y es que, para muchas de nuestras cuestiones del día a día, no necesitamos hacer grandes investigaciones, sino, simplemente buscar las respuestas en los diferentes recursos que tenemos a nuestro alcance. Con hacer solo esto, ya estariamos haciendo bastante.

Y a tí ¿te gusta la investigación?

Etiquetas :
Post anterior
Post siguiente

Sobre Serafín Fernández-Salazar

Padre, Enfermero y Bloguero. Cofundador de La Factoría Cuidando. Coordinador de #PiCuida, Red de Cuidados de Andalucía. Si quieres más información sobre mis proyectos, pásate por www.lafactoriacuidando.com

18 Comentarios

  1. Maite Martinez Lao

    Leyendo este post me he trasladado varias semanas atrás: #abla #LaEsquina #cenayrisas #nomegustalainvestigacion.

    Me doy por aludida…y tomo nota 🙂

    De todas formas, sigo manteniendo mi propuesta. Quizá necesitamos una pequeña ayudita a los que no nos gusta la investigación tal y como la entendemos nosotros.

    Un abrazo

    • Hola Maite, que recuerdos me traes cada vez que te veo/leo…
      Está claro que con un poquito de ayuda todo es más fácil. El caso es que “algun@s” no quieren, ni tan siquiera la ayuda, y eso, es lo que no comprendo…

      Un besico, y ya sabes, lo que necesites 🙂

  2. Si no investigas, en q t puedes basar para prescribir un nuevo farmaco?? En la info q t manda el comercial del laboratorio?? Eeeeerroooorrrr (estilo anuncio de dirct seguros) un saludo

  3. Absolutamente de acuerdo.
    No es necesario aspirar al premio Nobel para tener inquietud por querer hacer las cosas bien.
    Pero claro, yo estoy sesgado porque a mí si me gusta la investigación 😉
    Pero el problema es que aquellos que dicen que no les “gusta” es que probablemente han visto/vivido un mundo investigador de apariencia muy elitista.
    ¿Por qué no empezar a hablar de investigación para no investigadores?

    • Hola Óscar, coincidimos en el sesgo, y también con el carácater elitista del mundo investigador, aunque me da a mi que esto ya está cambiando (poco a poco) y en parte, gracias a Internet y las redes.
      Me encanta tu idea de hablar de investigación para no investigadores. Algo así, es lo que llevamos haciendo en Cuidando desde el inicio, mezclar “turrón e investigación”. Otra cosa, es que nos salga 😉

  4. Pues voy a decir lo que pienso, aunque me echen a los lobos…
    Un problema crónico de la enfermería es precisamente el que no se investiga lo que se podría y no se SABE cómo afrontar un proyecto de investigación. ¿Desidia?¿Ignorancia?¿Pasividad?¿Complejos…?
    Como muy bien dice MiguEl, deseamos ser prescriptores, llevar a la práctica diagnósticos enfermeros, proporcionar cuidados basados en evidencias… pero a todo eso se llega investigando. Está bien mientras que lo hagan otros… ¿no? «Ya, si eso, me lo das investigado y tal…»
    Si es que en muchos casos estamos donde nos merecemos… A mí sí me gusta investigar, me encanta ir más allá, plantearme preguntas, buscar soluciones nuevas a viejos problemas. Y me gusta la idea de «investigación para no investigadores», sencillamente, genial.
    Besos miles

    • Muy buenas Lola, pues coincido también con tus argumentos, aunque por otro lado, creo que cada día más compañeras se “van subiendo al carro”.
      Hace tiempo escuché en una Conferencia, que con el tema de la investigación tampoco podíamos invertir la pirámide, en el sentido, de que ahora todos nos ponemos a investigar y entonces, quien va a implantar los resultados de investigación.
      Como todo, en su justa medida, eso sí, la inquietud, la actitud… de esto, estamos un poquito “falticos”. Un abrazo Lola!

  5. Estoy totalmente de acuerdo con la gente que tiene esa inquietud de mejorar día a día y que quiere y busca investigación.
    A mí me gusta investigar, porque no puedo quedarme de brazos cruzados cuando me surgen dudas en el trabajo cotidiano.
    Y eso no significa que vaya con un bata blanca, un microscopio en el bolsillo y los pelos a lo Einstein. Como piensa la mayoría de la gente que es un investigador.

  6. Pues yo Serafín soy un “bichito raro” a veces con mis amigas porque soy una Señora que siempre me gusta investigar, me hago preguntas y busco respuestas, ¿si no, cómo entonces se avanza? Felicito a todos los investigadores.

  7. He recordado en estos días una canción de Joan Baptista Humet: “Que no soy yo”. En ella hay una frase que viene al pelo para este comentario: “a veces pienso que lo más grande que tiene el hombre es el hambre de conocer”

  8. Yo tambien decía lo mismo… pero porque lo había probado poco.
    ¡Cuando empiezas te enganchas!

  9. Hola a todos. Acabo de descubriros y me parece un sitio muy interesante.
    Siguiendo el hilo del post a pesar de que es de Abril, me gustaría incidir sobre la importancia de la investigación, no sólo por la aportación de nuevas evidencias, sino por la satisfacción personal que conlleva para quien se inicia en ella. Una inquietud te lleva a otra, una búsqueda te lleva a descubrir nuevas sites, nuevas ideas… muchas veces comienzo mirando algo concreto pero me pierdo por el camino con tantas cosas que me encuentro ….
    El problema es que no siempre sabes cómo hacer, no sabes dónde buscar lo que buscas, o no encuentras asesoramiento adecuado ante dudas concretas o sobre la mejor forma de proceder. A veces el leer lo ya investigado no aclara mucho.
    Decir además que la investigación puede realizarla cualquier enfermera, sin necesidad de seguir una formación puramente dedicada a la investigación. Sin embargo cuando miramos las ofertas públicas de empleo para ayudantes de investigación raramente se pide enfermeras, en cambio se piden doctores y técnicos en gran medida. Entiendo que el problema es la formación de base de la enfermera, pero el futuro del desarrollo enfermero se asienta en la investigación, en el descubrimiento de nuevas y mejores formas de cuidados.
    Un saludo

    • Muy buenas JaqueMate!

      Gracias por tus palabras y por tu reflexión. Coincido en que la formación base de la enfermera puede ser uno de nuestros grandes problemas, que esperemos que pueda ir mejorándose con la aparición del Grado. Por otra parte, el Doctorado nos permitirá acceder en igual de oportunidades que el resto de profesionales a ofertas públicas de empleo, universidad etc…
      El caso es, como dices, mejorar nuestros cuidados, buscando solución a nuestras preguntas y aplicando esas respuestas a nuestra práctica clínica.

      Un saludo y espero poder verte de nuevo por estos “lugares” 🙂

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines autopublicitarios.
- Cíñete al tema del artículo en cuestión.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente porque será moderado, ten un poco de paciencia.
- Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados.

Gracias por tu sensatez.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

*

Subir
A %d blogueros les gusta esto: