Inicio » Nuestra Opinión » La teoría de los 10 minutos

La teoría de los 10 minutos

Pasa un día, otro, otro, otro… te envuelves en una dinámica en la que no paras ni un segundo. La familia, los niños, el trabajo, los amigos, el twitter, el facebook, el móvil…

Cuando apenas tienes tiempo para hacer cosas que te apetecería hacer, es cuando empiezas a valorar los pequeños momentos que tienes para ti, para pensar, para reflexionar sobre alguna cosa o para simplemente, no pensar en nada y respirar tranquilamente. Esos pequeños momentos los llamo “los 10 minutos”.

Durante mi semana de vacaciones donde he desconectado de casi todo, he disfrutado de muchos de estos momentos y creo que he contagiado “esta teoría” a las personas que iban conmigo, ya que a partir del segundo día la frase “estos son mis 10 minutos” se escuchaba cada vez más, y más. Todo el mundo quería sus 10 minutos.

Llevemos este asunto al terreno profesional. ¿Algún día has necesitado 10 minutos en tu trabajo para desconectar, pensar, descansar y no has podido? Imagina por un momento que llega nuestro jefe, supervisor, o nuestra empresa y nos dice “mira, a partir de ahora, tendrás cada día 10 minutos para ti, para lo que quieras” ¿Cómo? Si, al estilo Google, donde dan a sus trabajadores el 20% de su tiempo para realizar actividades fuera de sus tareas diarias, como hacer trabajo voluntario con otros compañeros u organizar un evento en las instalaciones. Aunque de todas maneras, esta medida no está muy clara, ya que debido a la situación actual y algunas problemas añadidos le han dado una vuelta y la han reestructurado. Habría que ver si la medida no sería efectiva…

Por otro lado, y aunque la organización no nos dejara oficialmente disponer de ese tiempo, no estaría mal, que a nivel personal, dedicáramos unos minutos (10, 20 o los que sean) a pensar cómo estamos haciendo las cosas en nuestro trabajo, y como ya hemos dicho en otras ocasiones, dejar el hacer por hacer, y pasar al hacer para obtener.

Y tú ¿estarías de acuerdo con una medida de este tipo? ¿A qué dedicarías ese tiempo?

Feliz día!

Pd. Con todo mi cariño para Álvaro, Sofía, Marta, Sergio, Alejandro, Javier, Mari Grego, Manuel, Lourdes e Isabel. Con ellos, he compartido mucho más de 10 minutos en los últimos días. Un fuerte abrazo!

Pd2. Gracias también a Mañez, por estar siempre ahi.

Recibe nuestros post en tu bandeja de correo
Etiquetas :
Post anterior
Post siguiente

Sobre Serafín Fernández-Salazar

Padre, Enfermero y Bloguero (por ese orden). Investigador (en ocasiones). Creador de La Factoría Cuidando y ahora (también) Emprendedor.

20 Comentarios

  1. Más allá del tiempo que dediquemos, tu propuesta es pertinente.

    Es preciso conectar con nosotros mismos para poder conectar con los demás. Afinarnos a diario. Hacernos esa pregunta constantemente.

    Y tratar de responderla juntos.

  2. Es verdad Salvador, quizás no dedicamos el tiempo necesario a establecer nuestras prioridades y compartirlas con los demás, lo mismo coinciden y podemos navegar juntos.
    Me ha gustado la idea de “afinarnos a diario”, la apunto en mi libreta.
    Un saludo!

  3. En una entrevista para trabajar como enfermera en una UCI del Reino Unido me preguntaron qué hacia al llegar a casa para relajarme después de un turno estresante….esos 10 minutos de los que hablas Serafín….y yo contesté que me ponía música y regaba las plantas!!Qué importante es tener tiempo para tí y reflexionar sobre lo que estás haciendo y si es en la dirección adecuada. En lo profesional y personal.
    Un abrazo!

  4. Esos «10 minutos» en ciertos trabajo no siempre se pueden tener en según qué servicios. A veces ni merendaba cuando estaba en Medicina Interna y nunca desayuné en los 4 años que estuve en Atención Primaria. Cierto que ese tiempo es preciso para relajarnos o ponernos en blanco para poder continuar… pero ¿y cuando no es posible? ¿Cuando la carga laboral es tan tremenda que sólo tienes tiempo de pesnar en la tarea siguiente? Soy ama de casa y estudio y trabajo y le hago la hemodiálisis a mi marido 5 días en semana… he aprendido a tomarme mi tiempo durante esas sesiones, proque mi tiempo no da para más…
    Es una magnífica propuesta… ojalá todos pudieran disfrutar de esos minutos. Besos miles

    • Claro que si Lola. En muchas ocasiones no disponemos ni tan siquiera de 5 minutos para sentarnos y descansar para tomar fuerzas, tal y como nos cuentas. Estas situaciones no deberían pasar desapercibidas por las organizaciones. Somos trabajadores de un Hospital o de una empresa, pero ante todo somos personas. Gracias por compartir tu experiencia con nosotros. Un fuerte abrazo.

  5. La verdad es que la propuesta es genial y deberíamos ser capaces de llevarla a cabo todos los días. Debemos saber priorizar, delegar tareas para poder tener esos 5-10 minutos nuestros incluso en los servicio más estresantes. creo que si se pueden sacar, lo único que debemos es aprender a ello, yo la primera de tod@s. Besotes !!!!

    • Hola Maibench, tal y como nos dices ¿Porque no ponerlo en práctica? Podemos probar y ver como nos va. En ocasiones hacemos las cosas de manera rutinaria, por la inercia del día a día. Lo mismo esos 5-10 minutos podrían servirnos para planificar mejor nuestra jornada o canalizar nuestras energías… es cuestión de probar.
      Un saludo

  6. Pues mira, me pillas en mis 10 minutos. Estoy haciendo unos ejercicios para la mandíbula… que me hago mayó…

    Y hace algún tiempo meditaba. Me iba bien para tener algo más de equilibrio…

    Hay que centrase más en uno mismo para poder ser útil.

    Un abrazo de los gordos.

    Vuestra Turronera Mayor

  7. la verdad es que se deberia hacer a diario: parar diez minutos y decir
    -voy a priorizar(en medio de un monton de tareas, para organizarse),
    -q gran dia he tenido! (al final del dia, para valorar el dia y mejorar al dia siguiente)
    No se, esos me gustaria que fueran mis 10 minutos!jaja

  8. Quizás si el entorno del trabajo fuera diferente, las cosas funcionarian de otra forma. Es decir, aqui mucha gente va al trabajo con asco. Pero si es un lugar y un entorno en el que vamos a pasar casi 40 horas cada semana, deberiamos intentar estar bien, crear un contexto creativo y comodo, no se…

    Gracias por la entrada, me ha encantado.
    Un abrazo chicos

  9. Gracias Miguel. Creo que una de las claves está en lo que nos cuentas. Quizás no lo definiría como “asco”, pero si como un entorno en el que no se favorecen ciertas actitudes. Como sabes, eso hace que al final te acabes adaptando a situaciones nada deseables, que se van convirtiendo en rutina, y eso no puede ser.
    Lo mismo, con tan solo 10 minutos al día podemos “apañar” el asunto, habrá que estudiarlo…
    Un abrazo Miguel!

  10. Cuando he comprendido la importancia de estos minutos, me los reservo cada día, me gusta hacerlo mientras doy una carrera y a la vez “mantengo el tipo” aunque no en el trabajo, esto sería lo ideal, pero mucho tendría que cambiar para que nuestras empresas lo considerasen necesario. De hecho muchas veces “desperdiciamos” tiempo durante la jornada laboral que sería cuestión de reconducir.

  11. Yo tengo la suerte de disponer de más de 10 minutos, para reflexionar sobre cosas en general. Al salir del trabajo voy nadar y durante el aburrido entreno tengo tiempo para pensar. Nadar es aburrido pero me permite pensar en muchas cosas, después me descuento!!!, pero da igual…,siempre acabo haciendo más piscinas por si acaso. Los días que no entreno llego a casa y tengo la suerte de disponer de mi ratito sin nadie a mi alrededor.
    Yo necesito esos espacios de tiempo a diario, son saludables, te permiten poner las cosas en orden y valorar lo que has hecho durante el día y si le has dado la importancia que merece cada cosa.
    No sé que haría yo sin esos ratitos diarios!!!
    un saludo

  12. Ah! por cierto… 10 minutos en el trabajo para desconectar en un quirófano de urgencias o en boxes de urgencias?IMPOSIBLE!!! aunque a veces los necesito. Pero como soy optimista y procuro ver siempre el lado positivo de las cosas, esa falta de desconexión en el trabajo la compenso tomándome más de 10 minutos fuera de el.

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines autopublicitarios.
- Cíñete al tema del artículo en cuestión.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente porque será moderado, ten un poco de paciencia.
- Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados.

Gracias por tu sensatez.

Deja un comentario

Subir