Inicio » Nuestra Opinión » “Las herramientas 2.0 no sirven para nada”

“Las herramientas 2.0 no sirven para nada”

Un caféEn más de una ocasión he tenido la oportunidad de hablar de las ventajas (también de las limitaciones) de las herramientas 2.0 en nuestro día a día, en la clínica, en lo profesional… Casi siempre encuentras alguna persona que te plantea dudas, inconvenientes, y eso está bien, porque te recuerda que no todos entendemos las cosas de la misma manera y de alguna forma, te hace poner de nuevo los pies en el suelo.

Pero que uno de los responsables de una organización te diga, que “estas cosas de Internet no sirven para nada y que lo único que hacen es entretener a los profesionales”, como diría Iker Jiménez, me inquieta. Diría también, que me molesta, porque a pesar de no conocer el tema ni tan siquiera de manera superficial, esta persona realiza una reflexión de estas características. Poniendo un símil familiar, es como si a un niño pequeño le invitas a probar el helado de pistacho y te dice que no le gusta, ¿pero lo ha habrá probado?.

Queda mucho camino por delante para que algunas personas entiendan que todo esto “del 2.0” no es solo de aplicaciones, páginas Web, ordenadores y móviles. Es un concepto mucho más amplio, donde prevalece lo grupal por encima de lo personal, lo horizontal sobre lo vertical y sobretodo,  el conocimiento frente a la ignorancia.

Bueno, os dejo con esta presentación de nuestro Gran Amigo Máñez, que seguro que nos viene bien a más de uno: Innovación, Colaboración y Web 2.0 ¿cambiamos?.

Que tengas un buen día…

 

Etiquetas :
Post anterior
Post siguiente

Sobre Serafín Fernández-Salazar

Padre, Enfermero y Bloguero. Cofundador de La Factoría Cuidando. Coordinador de #PiCuida, Red de Cuidados de Andalucía. Si quieres más información sobre mis proyectos, pásate por www.lafactoriacuidando.com

9 Comentarios

  1. La afirmación de vuestro responsable hiere, y además profundamente, pues además de no haber entendido nada (quizás porqué no ha querido enterarse de nada) desprecia el esfuerzo de un grupo de personas. En mi Organización ocurre lo mismo y en muchas ocasiones parte del problema es un autoanalfabetismo digital (menos trabajo) y la otra parte es el ninguneo sistemático protegiendo su poltrona.
    Y a nosotros nos queda aquello de: enseña al que no sabe 🙂

    • Bueno Mónica, que te voy a contar que no sepas tú… en este caso, no se trata de un responsable directo, pero en cualquier caso, que profesionales con “poder de decisión” hagan este tipo de reflexiones es bastante duro, por lo que simboliza…
      Por nuestra parte, seguiremos aprendiendo y compartiendo… poco a poco, si no tenemos prisa…

      Un abrazo!

  2. decir que no sirven para nada es muy rigido, todo depende segun el uso que se les da, si somos fundamentalistas y lo usamos en uso estricto sin duda que no funciona, como todo, hay que tomarlo con pinzas.

  3. A estas alturas creo que puedo añadir poco salvo que, desde nuestro conocimiento y lo vivido (inversamente proporcional a lo que sabe y ha vivido el protagonista de la historia), se hace necesario que las organizaciones se planteen de manera formal (y cuasi obligada) formar en competencias digitales a aquellos que tienen alguna responsabilidad.
    Solo desde el conocimiento se pueden hacer afirmaciones que aporten cierto valor.

    Ah! Para que los profesionales se distraigan no hace falta internet, solo hace falta gente que no motive…

  4. Estimado Serafín; ya hemos demostrado que es el usuario y no la herramienta la que puede fallar… por falta de motivación, actitud o simplemente por desconocimiento… una tecnófoba que conocéis cada vez está más convencida de que “compartir es aprender” y que “esto elimina fronteras tan importantes como el alto del manzanal”(que cierra geográficamente la cuenca del sil hacia la mesesta).
    Por mi parte añadir que si bien la presentación de DIOS-@manyez es genial un vídeo de cierto show vivido en Gijón tampoco hubiera desmerecido… 😉

  5. No es de extrañar que se cuestionen las herramientas 2.0si aun tenemos compañer@s que trabajan “por tradición”, porque aquí se hacen las cosas de esta manera y no por la evidencia científica disponible. Debemos ser una ciencia y no solo un arte

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines autopublicitarios.
- Cíñete al tema del artículo en cuestión.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente porque será moderado, ten un poco de paciencia.
- Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados.

Gracias por tu sensatez.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

*

Subir
A %d blogueros les gusta esto: