“Pasar la planta”

L: Serafín, me gustaría que pusieras en Cuidando una cosa.

S: Dime…

L: En mi Hospital, cuando los médicos pasan planta (es decir, para ver a los pacientes) quieren que las enfermeras pasemos con ellos. Se supone que tenemos que dejar de hacer todo lo que estemos haciendo para pasar con ellos a ver los pacientes.

S: ¿Eso está planificado dentro del Servicio? Me refiero, a que si eso interrumpe vuestra actividad a cualquier hora, o está previamente establecido.

L: Más o menos. Pasar con ellos planta, retrasa nuestra actividad. Luego, siempre tenemos que ir con prisas… ¿Tú qué piensas?

S: Desde mi punto de vista, “Pasar la planta” juntos podría ser una buena oportunidad para valorar el estado clínico y planificar los cuidados del paciente, a la vez que favorecería el trabajo en equipo.

L: Ya, pero ellos (los médicos) no lo ven así… lo ven, desde otro punto de vista… Me gustaría saber cómo lo hacen en otros lugares.

S: Ok, lo pongo en Cuidando, y veremos que nos cuentan…

Hospital

 

 

Etiquetas :
Post anterior
Post siguiente

Sobre Serafín Fernández-Salazar

Padre, Enfermero y Bloguero. Cofundador de La Factoría Cuidando. Coordinador de #PiCuida, Red de Cuidados de Andalucía. Si quieres más información sobre mis proyectos, pásate por www.lafactoriacuidando.com

62 Comentarios

  1. JesúsM_Montiel

    Muy buen tema.
    Hace mucho tiempo que no trabajo en planta y no conozco como se está haciendo ahora, además de que supongo que en cada hospital/servicio pueden llevar una dinámica diferente.
    Recuerdo que cuando estaba estudiando, en uno de los hospitales donde estuve, en la planta de cirugía, la supervisora había conseguido que los médicos no pasaran visita hasta que la enfermera no estuviera con ellos. El papel de la enfermera en este caso era valorar conjuntamente al paciente durante la visita, trabajar conjuntamente con el médico en curas y demás técnicas y procesos, y lo que a mi me parece más importante de todo, ayudar al paciente a expresarse y ser el nexo para garantizar una buena comunicación paciente-equipo. Recuerdo las palabras de la supervisora que me dijo algo así: “es muy importante que paséis visita con los médicos, porque así tanto ellos, como vosotros os enteráis de todo. A los pacientes les cuesta hablar con los médicos, no les cuentan todo lo que pasa y como se sienten, y vosotros tenéis mucha información que en la relación médico-paciente se escapa”. Se me quedó grabado.
    Creo que además es muy importante que nosotros como enfermeras, sepamos que les ha contado el médico y que cuentan los pacientes. Además, cuando la enfermera, por lo que fuera, no estaba en la visita, seguidamente el médico iba a buscarla y le contaba lo que había pasado durante el encuentro y lo más importante, le decía “cuéntame, como está este paciente” y después hablaban de la linea de cuidado y tratamiento con ese paciente.
    Ahora bien, no siempre es así, también conozco otras unidades donde la comunicación médico-enfermera es casi nula y por lo tanto la calidad de la atención se ve seriamente perjudicada. O la visita conjunta, en la que la enfermera se dedica a llevar las historias en la mano, mientras el médico se pasea con los brazos cruzados y la enfermera pierde tiempo de hacer otras cosas.
    Por otro lado, en otro tipo de unidades como UCI y Reanimación (aquí ya hablo de mi propia experiencia), esto es algo más fácil, porque las enfermeras estamos prácticamente a pie de cama todo el tiempo (y si no estamos relativamente cerca) y por lo tanto cuando los médicos hablan con el paciente o lo exploran, estamos ahí, para apoyar al paciente, facilitar la comunicación con el médico si es necesario y aportar información que se les escape a los dos.
    Mi conclusión, “pasar planta” de manera conjunta mejora la calidad asistencial, la comunicación médico-paciente y médico-enfermera, y bien planificado dentro de las tareas de ambos, ahorra tiempo y evita saturar al paciente de mil visitas de profesionales que ya no sabe quién es quién, y mil preguntas repetidas por parte de unos y de otros. Visita médico-enfermera SÍ, visita Señorito-Chacha NO.
    🙂

    • Hola Jesús. Coincido contigo en que la visita conjunta puede favorecer la calidad de lo que hacemos y que sería un buen momento para concretar con el paciente ciertos aspectos, que en ocasiones, se olvidan. Desde luego, de “Chachas” nada, de nada. Un abrazo

  2. Estoy con Jesús : visita medico-enfermera SI y señorito-chacha NO..
    En mi experiencia laboral, pocas veces han sido los servicios donde he tenido que pasar planta con el médico.. Cuando he pasado planta simplemente para aguantar la carpeta del médico , levantar apósitos , etc.. pues no le he visto sentido ninguno., ya que para hacer determinadas cosas no hace falta la presencia de una enfermera.. en cambio en mi última experiencia laboral tuve que pasar planta en gine , me dijeron que lo hacian asi porque antes habia muchos médicos ginecologos y con la presencia de la enfermera las pacientes se sentian más comodas ( aunque en la actualidad solo hay ginecologas..) me gustó que se valoraba conjuntamente el estado de la paciente, se planificaban sus cuidados y se revisaba el tratamiento , creo que pasar planta de este modo si que mejora la calidad asistencial.

  3. Totalmente de acuerdo con Ruth y Jesús, el caso límite era un ginecólogo que pretendía que aparte de llevarle las historias le abriera la puerta de las habitaciones.
    Actualmente, en mi mundo (la salud laboral) la comunicación es fluida y continua y los cuidados se planifican al 50% por no decir que en la mayoría de los casos se hace lo que opinamos nosotros (de buen rollo), pero es que vivimos en un mundo donde no solamente somos dos sino que somos los dos únicos sanitarios de la empresa y donde aparte de los cuidados y tratamientos médicos también llevamos la prevención en todos sus aspectos (somos especialistas tanto el medico como os enfermeros en vigilancia de la salud, higiene industrial, seguridad en el trabajo y ergonomía). lo dicho, un mundo aparte, desconocido y puteado por el estado (nos acaban de subir la ratio de 1000 trabajadores a 2000 de un plumazo).

    • Muy buenas Rafa! Ya veo que las condicones del trabajo que desarrollas han dado un giro “inesperado”, así de golpe, 1000 trabajadores más… madre mía!. Bueno, nos quedaremos con lo positivo, como dices, el poder trabajar juntos, al 50%, y con una comunicación fluida y contínua. Un abrazo!!!

  4. Yo también soy de las que ha pasado poca planta, y reconozco que he vivido más el hacerlo de secretaria levanta curas que de equipo multidisciplinar.

    Como dice Jesús, creo que la enfermera es la que maneja la mayor cantidad de información del estado y evolución del paciente y el pasar la visita de manera conjunta debería ayudar a planificar el tratamiento del paciente de una mejor manera.

    Supongo que habrá de todo, como en botica.

  5. Me llama la atención que se le llame de esa forma… en mis tiempos (soy la abuela Cebolleta, por lo menos…) se le llamaba «pasar visita» o «dar la vuelta»
    Pasé en cirugía durante un tiempo y era tipo chacha, como muy bien explica Jesús y compaña: pasaba el médico, levantaba la cura y enfermería sólo estaba para darle pinzas y gasas y tapar lo que él dejaba al descubierto. Al enfermero ni se le preguntaba ni mucho menos, se le escuchaba
    Pasé muchas más visitas en medicina interna. En todos los servicios de MI que he estado (tres), en todos, enfermería formaba parte fundamental de la visita, eran como pequeñas sesiones clínicas médico-enfermero en el que se miraban y valoraban vías, sondas, nutrición, constantes, úlceras… de todo. Y el internista tenía en cuenta la opinión de enfermería tanto para plantear ciertos tratamiento como para dar altas. Por supuesto, generalizo… había unos y «otros» médic@s
    Con ello queda claro que dependiendo de la «forma», se estimará que nuestra presencia sea o no algo útil, esperado y,sobre todo, valorado-escuchado-tenido en cuenta. Si se habla o no, en definitiva, de trabajo en equipo o de «sujeta carpetas», sin más.
    Creía que en los tiempos que corren la cosa había cambiado a mejor… pero veo que aún quedan ciertos flecos.
    En fin, espero que siga predominando lo bueno y lo mejor.
    Besos miles

    • Buenas Lola, como ves, los años pasan y parece que algunas cosas se siguen repitiendo. Creo que das la clave con dos aspectos, que aunque uno ya ha sido señalado por Rafa antes, podemos concretar ahora:
      – Por un lado, hablamos de personas, y como sabemos, no todos somos iguales. Por lo que cómo se establezca esta visita y la relación ambos profesionales dependera y mucho de la persona (aunque esto no debería sera así).
      – Por otro lado, el entorno de trabajo, como bien dices, también pueden influir. Si el entorno es favorable en cuanto a personas, recursos, trabajo en equipo, etc, seguro que no se establecerá una visita “tipo chacha”.
      Un abrazo Lola y gracias por pasarte

  6. Bueno, pues como el tema me parece interesante voy a dar también mi opinión.
    Yo considero que la comunicación dentro del equipo interdisciplinar es fundamental para el planteamiento de un plan terapéutico conjunto en el que cada uno tenga claro cual es su valoración, comparta su visión de la atención y se especifique cual va a ser su aportación específica al plan asistencial. Solo de esa forma se podrá proporcionar una atención integral en la que “realmente” el paciente sea el centro de la atención.
    Pero, ¿cuando debe darse esta comunicación?, ¿al pasar la planta?, ¿en sesiones clínicas interdisciplinares?, ¿en reuniones médico-enfermera referentes del paciente?… supongo que esto depende de cada unidad, de su organización, de las características de los pacientes, de la complejidad de los cuidados, del numero de médicos que pasan… La ventaja de hacerlo a pie de cama es que se interviene, como bién comentáis, favoreciendo la comunicación médico-paciente, lo que se denomina “advocacy” y que no es otra cosa que velar por los derechos del paciente, tales como el derecho a la información y a la toma de decisiones compartida.
    Lo que, por otra parte, me gustarís puntualizar es que lo importante no es desde que punto de vista lo vean los médicos, si no desde que punto de vista lo vemos nosotras, pues como lo veamos actuaremos.
    Yo, que tambien soy abuela cebolleta, he trabajado en Unidades donde se pasaba, en otras en las que no, pero siempre he tenido claro cual era mi objetivo: garantizar unos cuidados de calidad. Así que, si he pasado, ni he transportado carpetas, ni he abierto puertas, he dado y pedido información sobre las incidencias del día, sobre el tratamiento, sobre los cuidados, sobre si ha dormido y descansado o sobre si tiene miedo y está preocupado…
    En fín, que yo considero que somos nosotras mismas las que, desde un plano de igualdad, hemos de compartir información sobre los pacientes a los que atendemos con el resto del equipo. Y que debemos llegar a un consenso sobre cual es la mejor forma de hacerlo atendiendo a las circunstancias de nuestra unidad.

    • Hola Inma! Que alegría verte y leerte por aquí. Pienso que has dejado una reflexión muy importante en tu comentario.
      “lo importante no es desde que punto de vista lo vean los médicos, si no desde que punto de vista lo vemos nosotras, pues como lo veamos actuaremos”
      Esta puede ser una de las claves, no solo para la visita en la planta, sino para el resto de Áreas o Servicios. Recuerdo en un Congreso que una enfermera presentaba un trabajo en el que las enfermeras de UCI de un Hospital (no recuerdo ahora mismo cual) habían asumido todas aquellas funciones relacionadas con el chequeo y revisión de aparataje. Al principio, no veían cómo una función que no era suya y que debería ser realizada por otro profesional. Posteriormente, le dieron “la vuelta” a esta situación y la asumieron como suya. El estudio consistía en demostrar cuanto tiempo más le ocupaban estas actividades y su relación con el aumento de personal en la Unidad. ¿Cual fue la sorpresa? Que lo demostraron y le pusiero más personal.
      La clave: la manera de enteder la situación, a la que tu haces referencia. Gracias por recordármelo.

      Un abrazo!!!!!

  7. Es un tema controvertido, porque si lo miramos bajo el prisma de la multiprofesionalidad, trabajo en equipo, asigancion primaria,etc, Pues bien aceptamos el pase de sala. Pero la realidad es bien distinta, la mayoria quieren a la enfermera que les acompañen, par llevar carpetas y de secretaria o de testigos ante cualquier denuncia. Te puedo contar como he abordado siempre este tema, tanto como enfermero asietncial, como supervisor, Jefe de Bloque o ahora en la Dirección. Es una decision que tiene que tomar la enfermera si no aporta ninguna intervencion en dicho acto asisetncial, pues el “compañero” va sólo y luego compartimos información y si debo acompañar para trasladar informacion relevante in situ lo hago, pero de profesional a profesional y nunva con servilismo. Ahora en mi puesto respaldo siempre esta decisión que tomen las enfermeras, apoyo y defiendo el trabajo en equipo porque tenemos en común algo muy importante que es el paciente. Saludos

  8. Muy buenas tioton. Coincido (y me alegra saberlo) que el apoyo por parte de la Dirección en este sentido sea así. Desde mi punto de vista, esta situación no pueden entenderse de otra manera, y esta bien saber que contamos con el apoyo de la Dirección.

    Un abrazo!

  9. Muy interesante esta entrada, delicadamente y sin estropicio entráis en “la madre de todas las batallas” de la organización del trabajo de enfermería en las unidades de hospitalización.

    Por mi experiencia sé que el pase de visita conjunto en las unidades quirúrgicas es muy positivo si cada elemento conoce y respeta el trabajo del conjunto buscando entre todos que ese momento signifique una sinergia en la atención y esa misma experiencia me dice que si uno de los elementos desconoce o desprecia el trabajo del resto ninguna “orden superior” va a conseguir efecto.

    En las unidades médicas (MI) el tema debe ser (ES) más complicado y creo que ya la propia educación de los futuros especialistas adolece de una visión al conjunto de la actividad de una unidad de hospitalización produciendose incongruencias de querer impedir a otr@s médicos las conductas, hábitos y comportamientos desarrollados a diario por ellos mismos.

    Desde el punto de vista de seguridad del paciente el pase de visita es un elemento clave para evitar los “fallos de rescate” pues en él se deben producir los comentarios y aclaraciones entre los miembros del equipo que limen los bordes de riesgo existentes detectados por unos y otros.

    Un abrazo gélido pero generoso desde el norte.

    • Hola Salva!. Otro factor más que añadir a los beneficios de una visita conjunta. la Seguridad del Paciente. Por lo que nos cuentas y apoyando los comentarios anteriores, no basta solo con el apoyo de las Direcciones correspondientes, también es muy importante que los profesionales tengamos claro los objetivos y la forma en que debe hacerse.
      Pensando en la organización de las Unidades, creo que estos “problemas” se evitaría si los pacientes se “clasificaran” por niveles de cuidados (tengo un post pendiente sobre el tema)… ya os contaré… Un abrazo Salva

  10. Hola a todos,
    Soy médico internista y coincido plenamente en q lo importante es como lo vea enfermería, no siempre consigo q se sientan parte de un equipo pero voy viendo con el tiempo q no soy yo quien debe lograrlo sino ellas mismas. Pasamos planta juntas y hay una notable diferencia entre la q se siente cuidadora y la q sólo trabaja en un hospital. Afortunadamente vamos mejorando todas. Y ya sé q los médicos podemos ser muy pedantes, etc, pero esto no va de eso ¿no? Me gusta leeros y aprender, me gusta trabajar en equipo y no solo “juntos”, creo q así lo lograremos. He vivido lo de sujetar carpetas y es un servilismo q me incomodaba mucho, como tampoco me gusta cuando al preguntar sobre una cura oigo lo de”no sé, no la he hecho yo”. Hay q hablar entre médicos, entre enfermeras, entre nosotros y con los pacientes y sus familias.
    Gracias Serafín y tantos otros.

    • Hola Marta! Te agradecemosque compartas tu experiencia con nosotros. Echábamos de menos una opinión de nuestros compañeros de equipo. La reflexión que planteas me parece interesante y viene a reforzar lo dicho con anterioridad, hablamos de personas y de profesionales y no podemos generalizar. Creo que este puede ser un buen punto de partida, ese en el que cada uno de nosotros conoce y asume sus responsabilidad.
      Muchas gracias Marta!

  11. Sobre el tema de las Unidades de hospitalización universal y su dotación para atender a los pacientes según criterios de necesidades de cuidados / estado clinico creo que antes o después se abrirá ese camino en nuestro medio y se podrá comparar resultados de uno y otro modelo.

  12. En mi opinión este es un tema clave para la CALIDAD del trabajo enfermero.

    Ahora mismo en muchas unidades nos dejamos llevar por el “siempre se ha hecho asi” y aunque surgen voces discordantes desde el propio sistema (las enfermeras no quieren “pasar sala” cómo lo están haciendo), los cambios en las organizaciones son complejos, no son fáciles.

    El cambio organizacional deben decidirlo los componentes, sigo pensando que es el equipo, el que debe decidirlo, pero el equipo en mayúsculas, no la enfermería por un lado y los feas por otro. ( ahora estamos en ese punto)

    He vivido pases de 1 enfermera toda la planta, otros pases por enfermera referente, otros todos con todos, otros los médicos sólos…bueno…variabilidad en la organización clínica, que se llama.
    ¿Qué sería lo mejor?
    Pues dependerá del tipo de Unidad, por ejemplo, cuando trabajaba en Diálisis, los pacientes son los mismos, aunque pueden variar sus situaciones clínicas de un momento a otro, ahí eramos un verdadero equipo.
    En unidades de larga estancia, las enfermeras quieren conocerlos a todos, es normal, y quieren que “el pase de planta” sea médico-enfermera y con toda la planta.
    En unidades donde las estancias son de 4 ó 5 días, la enfermera quiere ser referente, quiere pasar sólo con sus pacientes.
    Resumiendo, no es lo mismo una Unidad médica, que una quirúrgica, ni una Unidad de dia que una de larga estancia.

    En mi opinión la reunión debe ser previa, y dependiendo de la situación del paciente y su cuidador, el equipo debe estar completo y la decisión debe ser compartida.

    La enfermeria de calidad es la enfermería primaria o referente, donde cada enfermera es responsable y máxima conocedora de sus pacientes y familiares.
    Creo que optimiza el trabajo y aporta Seguridad, calidad y satisfacción.

    REFLEXIÓNAR SOBRE: las rotaciones de personal tanto médicas como enfermeras, hay unidades donde siempre “pasan los mismos” y otros donde cada día hay un profesional diferente ¿qué pensaríamos como pacientes si cada día aparece un profesional nuevo por nuestra habitación y me pregunta lo mismo que el de ayer? La hiperespecialidad dentro de la especialidad puede hacernos llegar a situaciones kafkianas .

    Vamos en la misma línea de pensamiento compañer@s. Debemos trabajar juntos por , con y para el paciente y sus cuidadores.

    Otro detalle que debemos trabajar es la intimidad ¿qué sucede en habitaciones de 3 pacientes? ¿cómo se informa? ( para otro post)

    • Como siempre Rosa, añades un punto de vista más a este debate tan interesante. Situaciones como las que describes son habituales en nuestros hospitales. Al igual que tú, pienso que los profesionales debemos dar el primer paso, pero que el apoyo de la Dirección también lo es. Ya sabemos lo que pasa cuando las decisiones de “hacer algo” vienen de “abajo”. Me parece muy interesante el que hayas añadido a los cuidadores en este debate, al que muy acertadamente se ha unido, nuestro amigo Felix. Ahora mismo le constesto también. Un abrazo Rosa!

  13. Hola a todos/as,
    Soy cuidador familiar, y desde la lectura de este post me sentí obligado a comentar. Sin embargo, los derroteros de los discursos se estaban desarrollando en un marco muy profesional y no me sentía legitimado para interrumpir el hilo de vuestras entradas.
    Agradezco a mi querida amiga Rosa Mª. Nieto el empujón involuntario que me ha dado con sus comentarios, lo me ha animado finalmente a intervenir. La participación de los familiares cuidadores al “Pasar la planta” es una de las asignaturas pendientes de los protocolos médicos hospitalarios. En los hospitales, a las personas cuidadoras y a los/as pacientes les inspira confianza y tranquilidad la presencia del personal de enfermería cuando “se pasa la planta”. Son el rostro cálido y amable del acto clínico al que se teme y espera todos los días. Interpretan y explican, acercan la jerga y el lenguaje científico a los/as enfermos/as y a sus familiares cuidadores.
    Pero, cuando el facultativo entre por la puerta grande de la planta, los/as cuidadores/as salen por la puerta falsa a toda prisa. ¿Es incompatible la presencia de las personas cuidadoras con los actos médicos?. De momento, ni los Planes Funcionales de Personas Cuidadoras en Hospitalización han conseguido solucionar este problema. Como actores activos y agentes de salud, los familiares cuidadores (que no hay que confundir con visitas, parientes, acompañantes,…) son fuente valiosa de información y mediadores entre el personal sanitario y sus enfermos/as. ¿Por qué los/as pacientes (y los profesionales) han de renunciar a ellos en el supremo acto diario de “pasar la planta”?.
    No se trata sólo de grietas en la comunicación, con estos procedimientos se daña el respeto a la labor cuidadora y se erosiona y dificulta el desempeño de este rol en personas que sólo pretenden el bienestar y la salud de sus enfermos/as, cooperando y trabajando codo a codo con los profesionales sanitarios, en especial con vosotros/as, los/as enfermeros/as.

    • Hola Félix! Gracias por sumarte a este debate. Tu punto de vista nos parece muy acertado ya que añade tu vivencia (vuestra experiencia) en relación a este asunto.
      Creo que tenemos un largo camino y mucho trabajo por delante. En este momento, creo que hay demasiados factores que provocan que este tipo de visita que planteas no se pueda realizar (complejidad de la organización, disponibilidad de recursos humanos, demandas de los cuidadores, cronicidad de la población, etc), aunque por otro lado, y haciendo caso a la cita “Si quieres, puedes”, lo mismo es cuestión de cambiar la forma de ver las cosas (como nos decía Inma) y tener claro, que la participación de los pacientes y cuidadores en la toma de decisiones es fundamental, y para ello tienen que estar. ¿Cómo lo hacemos?… Tendremos que decidirlo juntos. Me ha encantado volver a leerte por aquí. Un abrazo!!!!!

    • Hola a todos/as:

      Como médico no puedo estar más de acuerdo con la mayoría de los comentarios que se han hecho en el foro. Creo que la participación de todo el personal sanitario ( incluye médicos, enfermeras, auxiliares y celadores ) es fundamental para el buen funcionamiento del servicio. Es fundamental en la tarea del pase de visita la colaboración del personal de enfermería, puesto que pasa muchas más horas con el enfermo. Por desgracia en muchas ocasiones el acúmulo de trabajo impide que se desenvuelva de manera adecuada esta tarea.
      Por otra parte, al comentario de la presencia o no del cuidador en el pase, estoy de acuerdo en que debe contarse con él/ella, pero hay que considerar la intimidad del paciente/s, puesto que el cuidador de la cama contigua no tiene por qué conocer la que le pasa a un paciente que está a su lado por azar. Esto iría en contra del secreto que existe y atenta contra la relación médico-paciente. Este es el motivo por lo que se hace salir a los cuidadores, pero no porque no puedan aportar, sino por no violar la intimidad de otros.
      Un saludo y espero que este aporte os sea interesante.

      • Hola Jesús:
        Otro punto de vista que debemos sumar, la intimidad de los pacientes, punto al que hacía referencia Rosa Mª Nieto cuando hablaba de “¿Que pása con las habitaciones con tres pacientes…” y esto, da para otro post. Al hilo de esto, no solo el cuidador de la cama contigua no tiene porque conocer lo que le pasa al paciente de al lado, sino también el paciente. Da que pensar, la verdat…

  14. Estoy de acuerdo con todos los comentarios…
    Es fundamental la comunicación fluida no solo entre médico y enfermer@ sino también con el paciente, su familia y el resto del equipo. Me parece muy atrasado que cada vez que se pasa visita la primera frase sea “por favor, se pueden salir un momento?” Me gustaría ver alguna vez a algún paciente que se niegue a que su acompañante se salga… porque sencillamente sea su cuidador y tenga todo el derecho del mundo a saber qué pasa con su familiar… Claro que hay casos y casos…
    Yo trabajo en una unidad neonatal y también os digo que nuestros compañeros médicos no pasan visitas sin consultarlo con nosotros… nosotros somos lo que sabemos si los niños están “preparados” para la visita (trabajamos en una unidad centrada en el neurodesarrollo y la familia). ¿Por qué no se contempla algo así en el resto de ámbitos de la asistencia sanitaria? ¿Por qué no unidades abiertas 24 horas en adultos…? ¿Por qué un paciente en una uvi no puede estar acompañado por un familiar todo el tiempo que haga falta…? ¿Y en urgencias? Simplemente porque nos molestan… Ese chip lo tenemos que cambiar…
    Perdón, pero me desvío del tema.
    Un saludo a todos.

    • Gracias Javier por compartir tu experiencia con nosotros!. Hay muchas cosas, donde los profesionales, las organizaciones y los propios pacientes y cuidadores tendríamos que reflexionar en relación a este y otros temas y lo mismo un “cambio de chip” nos vendría bien.

      Un saludo

  15. Cuando lei este post no pensaba que iba a tener tanta repercusión.
    No voy a decir nada nuevo, solo pronunciarme que siempre he estado de acuerdo con el pase de planta por los distintos motivos que habeis expuestos antes.
    Destacar las puntualizaciones de Inma Perteguer,….
    RTwitt.

  16. Buenos días (quizá tardíos, pero es que a mi el tiempo no me da pa más)
    En primer lugar enhorabuena por el tema. A mi me ha encantado y llevaba unos días dando vueltas al comentario que quería poner. Además, se lo he pasado a much@s compañeros que seguro sé, están también interesados.
    En segundo lugar otra felicitación, porque has conseguido que escriban un médico implicado y un cuidador familiar. Dos figuras vitales a la hora de comentar en nuestros blogs porque de ellos aprendemos lo que entre nosotr@s no podemos más que especular. Así que también de mi parte gracias a ellos por comentar.
    Y poco puedo aportar a todo lo que se ha dicho, con lo que estoy de acuerdo. Salvo el detallito nimio de que en algunos hospitales, en algunas plantas (yo he trabajado en alguna), el horario de visita lo establece el médico, o el jefe de servicio (médico) en ocasiones la supervisora (enfermera jefe de la planta) no opina ni defiende y te ves ahogada, teniendo que suspender otras tareas y funciones en la mitad, si quieres asistir al pase de visita. Mal!!! Eso es no valorar nuestro trabajo y hay que evitarlo.
    Por otro lado, al pasar planta, la enfermera es IMPRESCINDIBLE, no sólo por todo lo comentado. Añadiría que es el profesional que se preocupa de la seguridad del paciente. De mantener la puerta cerrada, de taparle después de explorarle o de asegurarse de que al explorarle solo quede a la vista la anatomía imprescindible. De tranquilizar al paciente durante la exploración y de dar detalles de su evolución (aunque algunos están registrados y no sé para qué, ah! si!, algunos médicos no leen nuestros registros).
    Además también es la traductora. Escucha lo que el médico indica y comenta al paciente para luego, cuando el médico no está delante y el paciente reune el valor, al preguntar ¿Enfermer@, qué es lo que dijo el médico? nosotr@s traducimos y nos aseguramos de que ha entendido.
    Además, cuando ya en el despacho retocamos tratamientos etc, es la enfermera quien se asegura de que nada se queda en el tintero. Nosotras conocemos mejor que nadie los registros y solemos tener más control de los tratamientos y sus modificaciones, así que estamos preparadas para decir… Fulano lleva 12 días de antibiótico y sin fiebre ¿Qué hacemos? Mengano lleva tantos días con sonda y antes controlaba ¿intentamos retirarla? Perantano come bocadillos y sigue con sueros, ¿salinizamos vía? y tantos etc que se me olvidan…
    En el tema del cuidador familiar, yo voto con cuerpo y alma con que se quede en el pase de visita y durante determinadas técnicas enfermeras. Incluso que colabore. En el pase de planta creo que deben pedirlo el paciente y el cuidador, con educación y razonando, el médico no debería negarse (de hecho en ocasiones, cada vez más, se hace así)
    Lo que no me gusta tanto y no estoy de acuerdo es con permanecer en el pasillo cuando, después de informar al paciente, se informa a la familia. Y me gustaría que alguien comentara más sobre eso.
    Creo que no me he dejado nada.
    Un saludo afectuoso. Disfruto leyéndote a ti y me alegro de haber descubierto este mundo de los blogs profesionales porque realmente me siento mucho más enriquecida y menos sola.
    Hasta pronto
    Sonia

    • Gracias por compartir con nosotros tu experiencia y por tus palabras.
      Como vemos, a lo largo de todos los comentarios, el “pase de planta” o la “visita” a los pacientes es una actividad que tendrá que concretarse por los profesionales y por la organización.
      Como nos dices, el lugar y el como se informar a los pacientes y la familia, es otro tema que daría para otro post… aunque considero que debemos unir todo lo que se ha dicho aquí con otros factores que condicionan la visita, la información y todo lo demás: recursos humanos, tiempo, actividad, etc…

      Un abrazo Sonia

  17. Muchas gracias Serafin, creo que todos estamos de acuerdo con la calidad asistencial para el paciente y sin dudarlo este pase conjunto de los miembros del euipo enriquece diha actividad, aunque todavia en algunos servicios, tengamos dinosaurios que piensan en que las señoritas enfermeras son solo chachas que llevan carpetas y levantan apositos y son solo ellos los que CURAN al paciente y que nuestra labor asistencial no sirve para nada, pero bueno ya llegaran nuevas generaciones de profesionales que entiendan la situacion de otra manera.muchas gracias de nuevo a ti y a todos, por vuiestros comentarios que te ayudan a enterder un poco mas la profesion y pensar que no eres un bicho raro.

    • Gracias Lourdes, por la reflexión. Seguro que en el futuro tendremos oportunidad de ver que las cosas cambian, al menos de forma parcial, y esperamos que una de las cosas que se configuran de otra forma, sea el trabajo en equipo.
      Un abrazo!

  18. Este debate se esta poniendo tan interesante que no puede evitar la tentación de volver a participar y dar mi opinión sobre algunos aspectos que han ido emergiendo a lo largo del mismo.
    Un aspecto, para mi fundamental, es el de la persona cuidadora (no acompañante de turno). La que en su casa asume el cuidado del paciente cuando este es dado de alta. Creo que esta persona ha de ser participe de todos los cuidados del paciente, ¡¡¡pero si sabe de él mucho más que todos nosotros juntos!!!, ¿como vamos a despreciar semejante fuente de información?. A lo mejor es tan facil como pedirle que permanezca fuera mientras se visita al compañero de habitación y vuelva a entrar cuando se vaya a ver a su familiar.
    Con respecto a la intimidad, las habitaciones dobles la dificultan de todas formas, pues aunque hagamos salir a los familiares, siempre habrá un testigo ajeno durante la entrevista.
    Por mi parte, yo siempre me manenjo desde una premisa: se trata de “su” intimidad, por tanto debe ser el paciente el que decida con quién quiere compartirla y con quien no, de ahí que cuando me preguntan: ¿nos tenemos que sali? yo siempre respondo: “eso debe decirlo fulanito (el paciente) y no yo”. ¿No creeis que al paciente debe costarle menos trabajo compartir su intimidad con quien lo hace a diario que con los 3 residentes, los dos estudiantes… que acompañan al médico o a nosotras durante el pase de planta?
    De todo esto creo que puede surgir un nuevo debate porque son temas que dan para mucho: el derecho a la información y la confidencialidad. ¿por qué se informa por separado a pacientes y a familiares?, ¿porque a unos se les da una información y a otros otra?, ¿se fomentan de esta manera los pactos de silencio?… Bueno, ahí tienes para otro tema Serafín.
    Un saludo a todos.

    • Respecto al tema de la visita facilitando la permanencia de la cuidadora, coincido al 100%. A veces utilizamos excusas que no tienen ningún sentido. Y lo de “los 3 residentes, dos estudiantes,,,etc”, que quieres que te diga. Como dice una buena amiga, “Si quieres, puedes”, lo mismo es cuestión de incorporar una dosis de reflexión a nuestro día a día, pero por supuesto, tod@s los agentes implicados (pacientes, cuidadores, profesionales y organización).
      Respecto al derecho a la información y a la confidencialidad, es cierto que da para otro debate, al que por cierto te invito a que lo inicies… que el día no me da para tantos post jeje
      Un abrazo Inma y sigamos debatiendo…

  19. Buenos días a todos!!

    Al leer el post me pareció que se había dado en el clavo con uno de los principales temas sanitarios del día a día que me preocupan e indignan. Es totalmente cierto que muchos médicos sólo quieren estar acompañados del enfermero para que les sostenga un brazo para hacer una cura, para que les pase el material, para llevarle las historias clínicas, etc. A mi juicio, eso es degradante… Además, son muchos los que no quieren la presencia de los familiares dentro del la habitación mientras les realizan la exploración. Yo trabajo en Urgencias, y algunos de ellos no dejan que pasemos al cuidador principal hasta que no lo han explorado… Eso se traduce en un retraso en la atención increíble, ya que los interrogantes que se le plantean al médico son trasladados inmediatamente al enfermero del siguiente modo: ¿Este señor vive sólo?, ¿Alguien presenció el síncope?, ¿Toma medicación habitual? Y el DUE tiene que trasladar todas estas cuestiones a los familiares y volvérselas a reproducir al médico. ¿No sería más fácil que, en el mismo box, el médico le hiciera todas estas preguntas al familiar?

    Yo me quedo con la siguiente frase que me dijeron una vez: “Cuando uno está seguro de lo que hace, no le importa quién haya delante”…

    Así que…

    Saludos!!! 🙂

  20. Buenas a todos!!!

    Tras leer ávidamente vuestros comentarios dado que es un tema que a diario suscita polémica en mi servicio (Cirugía General) paso a realizaros un par de aportaciones en relación a nuestra experiencia.

    Hasta que nos “informatizaron” a través del proyecto JARA, pasar planta, comprendía la desagradable tarea de arrastrar el carro de las historias, así como todo tipo de formularios, solicitudes, peticiones, hojas de ttos y todo aquel papel que pudiera ser necesario durante la visita.

    La misma se alargaba inmensamente puesto que, antes de salir de cada una de las habitaciones se trataba de dejar zanjadas toda la burocracia en relación a la asistencia al paciente: evolutivo, modificación del tto (que por supuesto debíamos de cantar desde nuestra hoja de enfermería), solicitud de pruebas, analíticas, etc, etc, etc. para que el cirujano, una vez pasada la planta se “desentendiese” del servicio, salvo urgencia vital…

    Con la llegada de la Hª informatizada, el pase de planta es mucho más rápido y ágil, más centrado en el paciente, dejando a un lado todo el aspecto administrativo de la atención al mismo, que queda relegado a una vez realizada la visita, en el despacho y frente al ordenador.

    Evidentemente, ya no somos la chacha que carga con las historias clínicas, con nuestra hojas de registro, es suficiente, y lo habitual es que el médico anote en su “chuleta” todo lo preciso para luego escribir a posteriori en el ordenador. El registro informatizado nos ha aportado seguridad, puesto que todo y digo todo debe quedar por escrito (por fin órdenes legibles, fechadas y con hora): ttos, cambios de dietas, solicitud de pruebas, evitando las tan temidas “ordenes verbales” y además, desde nuestro perfil de enfermería, no se pueden solicitar pruebas, rellenar peticiones, etc, que con anterioridad solíamos rellenar… Ahora, si quieren algo, lo deben solicitar ellos.

    Por otro lado, e indudablemente, en función de quién pase planta, el seguimiento al paciente se ha empobrecido, ya que a pesar de que algunos, antes de iniciar la visita, se sientan frente al ordenador, leen el evolutivo del paciente, nuestras notas clínicas, gráficas, etc… y digamos vienen con la lección vista, otros pasan a puerta gayola… es más antes de entrar en la habitación tenemos que orientarles sobre el motivo de ingreso del paciente y resumirle la evolución… Lo que evidentemente también está relacionado con el hecho de exista una rotación establecida para el pase de planta entre los cirujanos.

    Nuestras habitaciones son, salvo picos asistenciales, individuales, lo que nos lleva a no tener que plantearnos los problemas de intimidad derivados de las habitaciones de uso doble o triple que algunos comentáis, si bien, en nuestro hospital se practica a día de hoy una política de “puertas abiertas”, de tal manera que no se controla el acceso a los servicios, disfrutándose durante todo el día la posibilidad de entrar y salir de los mismos (incluido el momento del pase de planta), sin límite en el número de acompañantes… con todo lo que ello conlleva. Por todo ello, y salvo para la higiene del paciente, no se acostumbra a invitar a salir a los acompañantes de la habitación durante la visita al paciente y durante la realización de las técnicas de enfermería, la decisión queda de la mano de cada uno de nosotr@s, yo en concreto, y salvo que obviamente, haya que preservar la intimidad del paciente soy de la misma concepción que Raquel “Cuando uno está seguro de lo que hace, no le importa quién haya delante” y en todo caso, siempre pregunto y en extremo, es el paciente el que decide.

    Por último comentar que desgraciadamente, no tenemos establecido un horario para el pase de planta, ni por la supervisora, ni por el médico, ni por el jefe se servicio… indudablemente, creo que debía estar CONSENSUADO entre las partes implicadas y evidentemente nunca impuesto por una u otra parte.

    Saludos.

    • Hola Miguel! Gracias por compartir tu experiencia y reflexión con nosotros.
      Coincido con Salva en el comentario que te ha dejado más abajo respecto de la HCE y me sorprende, por otro lado, que con la carga de trabajo que hay en las unidades no se tenga establecido un horario para el pase de planta… particularmente, no lo entiendo.

      Un abrazo y sigamos debatiendo!

  21. Bueno, lo prometido es deuda y aqui esta mi comentario aunque despues de los treinta y pico anteriores (guau!!) poco puedo añadir.

    Sin duda es un tema controvertido y sobre el que sera dificil establecer unos mínimos que contenten a ambas partes sin perjudicar de alguna manera al que siempre, en estos conflictos interprofesionales, esta en medio.

    Sin duda, en este caso como en muchos otros que generan conflictividad profesional, en el fondo es mas una cuestión de actitud y de formas (mensajes subliminales) que otra cosa. Porque a mi no me importa empujar el carrro de las historias (Miguel, yo tambien lo he vivido e incluso lo he dejado en mitad de un pasillo) si todos tenemos claro que el carro es de todos y las historias lo son de cada paciente, porque si empujar el carro es función mia…. no lo empujo ni amarrado!

    La cuestión es que, como ya he dicho en mas de una ocasión, aunque somos profesiones distintas en la esencia, en el diario tenemos muchas zonas comunes en las que, si queremos, nos podemos llevar de putisima madre (interdisciplinariedad lo ha llamado Inma) pero si no queremos, las chispas saltarán seguro. Tened en cuenta que lo que nosotros ganemos en esa zona (prescripción, diagnósticos, etc…) otros lo perderan…

    Interesante debate!! Gracias turroneros!

    • Muy buenas Andoni! Me alegra que haya salido ya la palabra Actitud… y es que, hemos hablado de personas, servicios, organización, horarios… y la actitud, en este y otros puntos es vital.
      Pensar en trabajar en equipo si la actitud individual de querer formarlo y de querer trabajar…
      Gracias por la aportación!

  22. Hola de nuevo; la verdad es que no sé si Miguel Garvi se da cuenta, pero enumera en su comentario varios de los puntos débiles de los modelos de HCE sin terminales que se puedan “acercar al paciente” y que son absolutamente necesarios para que los “Rounds”, pases, visitas o como queramos llamarle completen su función de integración de información

    “el aspecto administrativo de la atención al mismo, ··· queda relegado a una vez realizada la visita, en el despacho y frente al ordenador.” (dependencia de las notas que se tomen durante la visita, retraso en los cambios de dietas y tratamientos)

    “desde nuestro perfil de enfermería, no se pueden solicitar pruebas, rellenar peticiones, etc, que con anterioridad solíamos rellenar… Ahora, si quieren algo, lo deben solicitar ellos.” (si bien el actual sistema de ‘le pedimos’ es indignante, el no tener capacidad de pedir puede condicionar en algunos momentos)

    “el seguimiento al paciente se ha empobrecido, ya que a pesar de que algunos, antes de iniciar la visita, se sientan frente al ordenador, leen el evolutivo del paciente, nuestras notas clínicas, gráficas, etc… y digamos vienen con la lección vista, otros pasan a puerta gayola… es más antes de entrar en la habitación tenemos que orientarles sobre el motivo de ingreso del paciente y resumirle la evolución…” (la consulta de los evolutivos, informes de pruebas, imágenes, gráfica de constantes a pie de cama evita errores de identificación por fallos de memoria… os veo pasando con una tabla word con un resumen de cada paciente)
    ______

    Respecto a la participación de los acompañantes en estos pases de visita. Hay varios factores a tener en cuenta además del cultural. El tiempo de cada visita se alarga lo que no va a evitar que tras el pase se deba disponer de un horario “de información” pues, en contra de lo que la legislación indica, se sigue proporcionando información sobre cada paciente sin estar este presente y los motivos culturales/costumbristas para ello también influyen en que esté mal visto o mal entendido que los acompañantes estén presentes durante el pase de visita.
    Teniendo en cuenta lo que la legislación dice en realidad sería el paciente el que debería autorizar o no la presencia de acompañantes durante el pase de visita y la información se debería proporcionar FUNDAMENTALMENTE en ese momento… salvo incapacidad, claro.

    Muy enriquecedora esta entrada si. Gracias.

    • Hola de nuevo Salva! Tu aporte respecto de la Legislación sobre la información a familiares continua el debate en el sentido de ¿Se facilita la misma información al paciente y a los familiares? Uf, este post esta dando para cientos de post más…
      Gracias!

  23. Decir que además de estos comentarios esta entrada también ha generado un rico debate en LinkedIn http://lnkd.in/we_-7f

  24. Hola a todos, soy alumna de enfermería y me han mandado hacer un trabajo sobre este tema y todo lo que he leido me parece interesante, pero tengo una pregunta, ¿esto lo decide la supervisora y se lo comunica al jefe de servicio? y como hace para que esto se lleve a cabo ¿ tiene algun plan para “convencer” tanto a los médicos como a las enfermeras para pasar visita conjunta. Si me pudierais ayudar me serviría de mucho, gracias.

    • Hola María:

      En función de los comentarios recibidos hemos visto que el horario no está del todo planificado, aunque entiendo que dependerá de la Gestión de cada una de las Unidades.
      Por otro lado, y respecto del “plan para convencer”… dejaremos que el resto de compañer@s contesten a esta cuestión, que como siempre, vendrá acompañada de la palabra ACTITUD.

      Gracias por pasarte y esperamos que puedas sacar alguna conclusión de este post!!!

      Saludos

  25. Salva, cómo no caer en la cuenta, si es algo que sufro a diario… Una tablet a pie de cama sería lo suyo, pero con los tiempos que corren, veo más factible que recuperemos el antiguo carro de las historias, montar el PC encima y darle metros al cable de la ethernet… ;oD

    Un saludo desde la estepa extremeña!!!!

  26. He trabajado como supervisora en un servicio de Medicina Interna de 72 camas durante tres años.

    Tras varias reuniones con el Jefe de servicio conseguimos establecer un horario de visitas adecuado y consensuado con la enfermería de la planta que no interfería en el horario de administración de medicación o de otros procedimientos.

    Trabajar en equipo implica llegar a acuerdos y encontrar soluciones. Y esa es la línea que debemos tomar…

    En referencia a otros temas tratados en los comentarios, creo que merecen ser tratados de manera individual por la importancia de cada uno de ellos.

    Felicidades por hacernos reflexionar y agradece a “L” su petición.

    Vuestra turronera mayor

  27. Hola de nuevo a tod@s!

    En relación a este asunto, hemos publicado hoy un nuevo post sobre el tema, donde ampliamos la información y aportamos documentación al respecto. Sigamos comentando…

    Un abrazo y gracias por este gran debate:

    http://www.cuidando.es/archives/7435

  28. pescobio (patricia)

    Voy a aportar mi granito de arena en forma de experiencia propia:
    Trabajo en una unidad de corta estancia quirúrgica, en la que conviven varias especialidades (Uro, Gine, CG, ORL, Trauma…) como os podréis imaginar, la visita es un poco caótica, porque cada especialista ve a 4 o 5 pacientes (los suyos). Entre la supervisora y la enfermera de mañana nos vamos arreglando para el pase de visita, a veces pasamos con ellos y otras veces, a lo mejor sólo tienen un paciente (p. ej. el urólogo) y antes de ver al a paciente nos preguntan y les señalamos lo que es conveniente (¿retiramos drenaje y sueros? Hay que reiniciar Sintrom, etc). Yo sigo creyendo que esto es una cuestión de actitud, sobre todo nuestra, ya que en mi planta llevo trabajando 7 años, desde que se abrió y he visto la evolución. Os voy a poner como ejemplo gráfico una conversación real:
    Cirujano: ¿Pasamos planta? (unos 7 pacientes de su especialidad)
    Enfermera: Espérame que acabo de poner la medicación.
    Cirujano: ¿Vas a tardar mucho? es que todavía me queda de pasar la planta X.
    Enfermera: ¿Me necesitas realmente para la visita o sólo quieres que vaya a sujetar las carpetas?
    Cirujano: PFFFF, vaaale, me tomo un café mientras espero.
    🙂
    Espero que os sirva, un post muy interesante y controvertido.

  29. es interesante este inicio de temas, aunque en algunas ocaciones ya se ha implementado en algunos centros hospitalarios, desafortunadamente el criterio `para muchas enfermeras no es del agrado en la coolaboración del seguimiento de los enfermos, siendo ésto la implicación de estudiar, saber expresarse, tener un protocolo de presentación con facilidad de palabra y no solo hablar como el “borras”, sin embargo es interesante que hoy en dia se siga en un debate profesional donde la calidad no siempre sobresale y cuenta en los minimos indicadores de atención para todos los que integramos un equipo de trabajo multidiciplinario.
    joss

  30. Hola a todos,

    Soy enfermera y estoy completamente de acuerdo en que pasar planta con el médico favorece la atención de los pacientes, facilita la comucicación entre el equipo, con el paciente y nuestro trabajo gana mucha calidad. No siempre he podido pasar planta con el médico por necesidades del servicio pero es interesante poder hacerlo y se debería trabajar para que los enfermeros/as no tuvieramos que hacer maratones para conseguirlo y mantener el resto de la planta en orden.
    Apuesto por ello.

    Saludos.

  31. Me parece interesante el pase con los médicos pero si realmente es un pase que tiene valor para ambos, y podemos hacer nuestro aporte y retroalimentarnos para brindar unos mejores cuidados y el sujeto de cuidado se beneficie con el trabajo interdisciplinario y en equipo, no como en mi servicio que el pase que se hace a la mañana es un pase en el que hay que escuchar al jefe de pediatría lucirse hablando frente a los residentes y la única función del enfermero en ese pase es la de llevar el alcohol para que no hagan trasmisión cruzada. Soy gabriel , argentino y trabajo en un hospital publico en el servicio de pediatría de mi pais

    • Gracias Gabriel por pasarte desde Argentina. Del comentario me quedo con un concepto “el valor para ambos”, al que añadiría, sin duda, el valor necesario que dan los pacientes y sus familiares a nuestras intervenciones. Nos queda mucho camino por delante!!!
      Un saludo

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines autopublicitarios.
- Cíñete al tema del artículo en cuestión.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente porque será moderado, ten un poco de paciencia.
- Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados.

Gracias por tu sensatez.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

*

Subir
A %d blogueros les gusta esto: