Inicio » Enfermería basada en la Evidencia » Artículos Recomendados » Revisiones sistemáticas, metaanálisis y evaluación. Reflexión.

Revisiones sistemáticas, metaanálisis y evaluación. Reflexión.

Cucha que te diga, alguna vez en cuidando hemos hablado de que no es oro todo lo que reluce, en cuanto escuchamos “Revisión Sistemática” o “metaanálisis” o “Guía de Práctica Clínica” nos frotamos las manos y pensamos “ya hemos triunfao“, “el documento sobre éste tema que yo buscaba…” y bueno, éste post va un poco en la linea de que podemos empezar a frotarnos las manos pero antes debemos tener en cuenta algunos detalles.

GoldMuseum-146
Creative Commons License

photo credit: F_guthrie

Para adentrarnos en el tema no podemos por menos que remitiros al Rincón de Sísifo, Sabeis que lo tenemos en nuestras web recomendadas y que incluso tenemos el placer de conocer a Carlos Fernández, su autor, en persona. El Rincón de Sísifo es un lugar de visita obligada si queremos “bucear” en temas farmacoterapéuticos con una gran calidad y actualizados dirigidos a profesionales sanitarios. Estamos convencidos de que es mucho más que eso, pero de una manera supersintética lo definiremos así.

Hoy vamos a utilizar uno de sus post ya que al igual que otros muchos es EXCELENTE.

Asi que “amos” al turrón. A continuación os haremos un extracto de las principales ideas que transmite y os remitimos al propio post para conocer mucho más.

¿Es posible encontrar pruebas (evidencias) totalmente opuestas ante una pregunta clínica?

Tristimente la respuesta es si, ya que a veces pueden “confundirnos” más que aclararnos. Para la evaluación de la calidad de la presentación de los resultados de un metaanálisis de Ensayos Clínicos Aleatorios (ECAs) se diseño una herramienta: QUORUM (QUality Of Reporting Of Meta-analyses), pero actualmente contamos con una versión más actualizada y más potente llamada PRISMA (Preferred Reporting Items for Systematic reviews and Meta-Analyses) que nos propone 27 ítem a valorar en una Revisión Sistemática y Metaanálisis.

El tema no es baladí, la finalidad de las fuentes secundarias se podría diluir si las mismas no atienden a su propia concepción original: recopilar la evidencia sobre un tema de una manera estructurada y metódica.

Así que… ante un documento tan excelente como una revisión sistemática primero valorar… y después… disfrutarla (si se puede).

Un besico y al turrón (despues de haber pasado por el post de Carlos¡¡¡)

Etiquetas :
Post anterior
Post siguiente

Sobre Serafín Fernández-Salazar

Padre, Enfermero y Bloguero. Cofundador de La Factoría Cuidando. Coordinador de #PiCuida, Red de Cuidados de Andalucía. Si quieres más información sobre mis proyectos, pásate por www.lafactoriacuidando.com
Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines autopublicitarios.
- Cíñete al tema del artículo en cuestión.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente porque será moderado, ten un poco de paciencia.
- Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados.

Gracias por tu sensatez.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

*

Subir
A %d blogueros les gusta esto: