Inicio » Enfermería basada en la Evidencia » Toma de decisiones compartida en el equipo de salud, ¿cambiamos el rol de la enfermera?

Toma de decisiones compartida en el equipo de salud, ¿cambiamos el rol de la enfermera?

p>

Me tomo un café durante la guardia. Llega Esteban y nos enfrascamos en una de esas conversaciones sobre Práctica Basada en la Evidencia que tanto nos gustan. Hablamos de los pros, contras, maneras de entenderla, incluso de situaciones clínicas concretas de los últimos días. Sin duda, conversaciones agradables, que se repiten cada cierto tiempo y que cuando terminan, te dejan con muy buen sabor de boca.

A los ojos de otros, esta podría ser una conversación entre un cirujano y un enfermero. En nuestro caso, es una conversación (comunicación) entre dos profesionales que hablan de como mejorar la salud de las personas que atienden.

De Pedro Gómez y Morales Asencio, en un artículo publicado en la Revista Index de Enfermería en el 2003, nos hablaban de que “la comunicación, la cooperación, el mutuo respeto y la toma de decisiones se convierten en la base que genera una percepción de todos los miembros del equipo de que tienen un objetivo común”.

Sería agradable ver más a menudo a diferentes profesionales sanitarios hablando de salud, diagnósticos, cuidados, tratamientos, etc. de las personas. A priori, podría pensarse que esto es algo habitual, pero no es así. Dedicamos demasiado tiempo a sesiones de enfermería por un lado y sesiones médicas por otro, cuando deberíamos hacer más sesiones conjuntas, para poder tomar decisiones compartidas en salud.

Claro está, para ello y tal y cómo se explicita en el estudio al que hacíamos referencia con anterioridad “la toma de decisiones compartida entre disciplinas implica una migración del rol tradicional de la enfermera hacia un modelo de práctica profesional en el que sus juicios e intervenciones pasan a formar parte del elenco de acciones que el equipo emplea para dar respuesta a las necesidades de las personas”.

Y este es otro tema, ¿estamos dispuestas las enfermeras a asumir este nuevo rol? ¿están dispuestos los médicos? ¿y las organizaciones?.

Pasados 9 años desde la publicación de este artículo da la sensación de que todo sigue igual. Quizás esperamos más de los demás, cuando deberíamos mirar más hacia nosotros mismos. Seguro que los enfermeros y enfermeras podemos hacer un poquito más.

Etiquetas :
Post anterior
Post siguiente

Sobre Serafín Fernández-Salazar

Padre, Enfermero, Investigador y Bloguero (por ese orden). Máster en Investigación e Innovación en Salud, Cuidados y Calidad de Vida. Estudiante de Doctorado de la Universidad de Jaén. Co-Creador de www.lafactoriacuidando.com.

15 Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo con el contenido, creo que es totalmente necesaria la integración de los dos equipos para rentabilizar y para ganar en eficacia. Por mi parte, pongámonos manos a la obra!

    Tengo una pequeña crítica constructiva en cuanto a la forma… ¿Y los enfermeros? ¿Y las médicas? Sigo sin entender el uso del masculino genérico para medicina si y para enfermería no…

    Un saludo :)

  2. Excelente reflexión. Mirando hacia nosotros mismos, los enfermeros seguimos siendo un saber sometido (Foucault,1975).Debemos mirar hacia adelante y asumir nuestra responsabilidad cuando opinamos; debemos perder el miedo a hablar cuando estamos seguros de lo que decimos y si ademas, hay evidencias que nos respaldan.No es dificil, solo hay que dar el primer paso,unos cuntos traspies y ya andamos solos.Tenemos el compromiso de hacernos visibles.

  3. Es necesario que todos los miembros de un equipo se reconozcan y reconozcan un lenguaje común como vehículo para el intercambio de ideas y que ese intercambio de ideas tenga una finalidad común para todos… El nuevo rol de la enfermería es posible allí donde existe de verdad un centro bien definido de la actividad que se realiza: el paciente como individuo con derecho y capacidad para decidir, donde sigue imperando la cultura paternalista…. Es mejor esperar y ver

  4. Es poco frecuente, diriamos que no se comenta nada sobre los cuidados , nos dedicamos hablar solo de la enfermedad, ser mejores manejando máquinas, experto en tecnología, pero no reconocemos que somos personas y que los cuidados enfermeros es lo principal, la comunicación llegar al paciente o cliente sano o enfermo.

  5. Sin lugar a dudas la toma de decisiones compartidas y por mi experiencia a lo largo de casi 25 años,a caballo entre atencion primaria 20 años y cerca de 5 en hospital y en una unidad tan especifica como la uci de trauma en v.del rocio hay un abismo descomunal.
    En primer lugar porque en atencion primaria hay un equipo mas interdisciplinar y con mas ganas de trabajar en equipo y donde las relaciones son mas amigables y las decisiones mas consensuadas.
    Y en lo que respecta al hospital hay un endiosamiento todavia en la parcela medica donde las actuaciones siguen siendo,yo medico y tu enfermero bajo mi tutela,con ttos medicos que hay que realizar y sin ningun tipo de objeccion aunque estemos al pie del cañon las 24 horas del dia.Mas trabajamos como enfermeria hacia los familiares que hacia los pacientes donde los tratamos medicamente porque de esa manera estau todavia inidades tan especificas,realizamos labores de enfermeria pero en un segundo contexto,nada de reuniones interdiciplinares ni poner en comun a lo largo del dia otras posibles causas o circunstancias de los pacientes que pudieran mejorarle desde nuestro punto de vista.De esa manera se trabaja y no hay objeciones al respecto ni ayudas aunque tengamos nuestra hoja de enfermeria ,pero que solo sirve para nosotros,ningun medico las ojea,como nosotros objeamos todo lo que ellos escriben por bien del paciente,siempre.

  6. La circunstancia de trabajar como enfermero en un centro sociosanitario (residencia de Mayores) desde hace bastantes años me permite dar un punto de vista diferente. Donde yo trabajo, practicamente todas las decisiones son discutidas, y muy tenidas en cuenta las visiones del personal de Enfermería. Quizá porque el personal médico tiene más un papel consultor, y el de Enfermería gestor, aparte de la fuerte relación y el gran conocimiento que tenemos de las circunstancias familiares y personales de cada uno de los residentes. Su vida, su historia, sus capacidades, sus intereses, pocas cosas escapan al conocimiento del personal de Enfermería en un servicio residencial, a largo plazo,los últimos años de su vida y con una relación especial con muchos de los familiares que podríamos calificar “de confianza”, que nos permite ponernos en su papel sin excesiva dificultad.

    • Hola Enrique, tal y como nos decía Salva en un comentario, el entorno es muy importante a la hora de tomar decisiones compartidas. Coincido en que los Centros Sociosanitarios la situación es distinta.
      Gracias por compartir tu experiencia con nosotros.
      Saludos!

  7. Soy enfermera. Cuando tengo que hacerlo, tomo mis propias decisiones. Cuando un asunto no me compete, derivo al paciente al profesional adecuado.No reconozco otra evidencia científica que no sea la práctica diaria de mi profesión.
    Una cosa es el trabajo en equipo y otra, muy distinta ser la chacha de otro.
    Por cierto, hablando de otra cosa: mi enfermera es un hombre, se llama Antonio; y mi médico es una mujer, se llama Elena.

  8. CECILIA ARIAS FLORES

    La toma de decisiones en el área hospitalaria en el Perú no existe, el endiosamiento del profesional médico, no nos permite una participación conjunta en los problemas de salud de una persona, creen que las enfermeras tenemos de adorno nuestra cabeza. Debemos buscar la visibilidad del cuidado en bien de nuestra profesión.

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines autopublicitarios.
- Cíñete al tema del artículo en cuestión.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente porque será moderado, ten un poco de paciencia.
- Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados.

Gracias por tu sensatez.

Deja un comentario

Subir