Contra la brecha digital, paciencia y buena letra

4

Wikisanidad

Este mes vuelve la iniciativa #carnavalsalud que de manera periódica nos plantea Wikisanidad con el objetivo de reflexionar sobre diferentes aspectos de la Salud a través de la red. En esta ocasión, se nos plantea un debate interesante relacionado con la famosa brecha digital.

El caso es que a este tema ya llevamos tiempo dándole vueltas. Hace dos años, en la iniciativa #24h24p, uno de los temas principales era precisamente éste, y algunos de nuestro blogueros y twitteras más ilustres ya nos dejaron su opinión sobre el asunto. Os recomiendo su lectura.

En esta ocasión no he elaborado un post al uso, ya que había tantos flecos que no sabía cual cortar. Así que, he activado el modo entrevista y me he permitido contestar a las cuestiones que se proponen desde la iniciativa. Al turrón!.

Nota: opiniones basada en la experiencia, que no evidencia.

¿Es necesaria una estrategia global de formación en herramientas 2.0?

Si, necesitamos una estrategia, pero ¿quién debe de ponerla en marcha?. Está claro. Las organizaciones. Algunas ya se han puesto las pilas, pero otras, necesitarán algún tiempo más.

En este sentido, (activo modo pitonisa), quedan algunos años todavía.

Ejemplo: Llevamos mucho tiempo hablando de Práctica Basada en Evidencias y algunas organizaciones no tienen incluidos en su plan de formación actividades de estas características. Así que tendremos que esperar un poco. Por cierto, el acceso a Internet (de manera libre) sigue siendo una utopía (mas paciencia todavía).

¿Se diseñan estrategias a la hora de formar en 2.0? ¿Medimos el impacto de estas acciones?

De momento las estrategias que conozco están vinculadas a la evaluación de una actividad formativa normal, es decir, satisfacción del curso y docentes. Respecto al impacto, quizás se mida el impacto cuantitativo en redes sociales (twitter, facebook, número de visitas, etc), pero seguro que podemos hacer más.

Ejemplo: Publicaciones específicas como JMIR, llevan tiempo difundiendo investigaciones relacionadas con este tema.

¿Debemos mejorar la usabilidad de las herramientas y los dispositivos para que no sea necesario un conocimiento amplio?

Está claro que si. ¿Cual es el porcentaje de personas que abandona twitter una vez que empiezan? ¿Cuántas veces ha cambiado Facebook su configuración y panel?.

Ejemplo: ¿Por qué funciona Whatsapp y ya se pone de ejemplo en muchos contextos? Fácil, práctico y sencillo.

¿En el fondo somos cuatro frikis? ¿La mayoría de los profesionales no están interesados en la mejora continua basada en estrategias 2.0?

Si, somo cuatro frikis (bueno alguno más). La mayoría está incluida en los listados de Wikisanidad, pero si extrapolamos este tema a otras áreas… ¿Cuántos profesionales sanitarios investigan? ¿Cuatro frkis?

Ejemplo: En la actualidad, nos interesa conocer cual es el uso que los profesionales hacen de Internet y las redes sociales, con el fin de elaborar estrategias formativas adaptadas y personalizadas. En este sentido, puedes echar un vistazo a los resultados de esta encuesta, realizada durante los días previos de la Jornada #ticasalud.

¿Somos los early adopters del 2.0 en salud?¿Cómo llegamos a la masa crítica?

Quizás seamos innovadores en todo esto, pero poco a poco seremos más. ¿La clave para llegar? Dar un paso atrás. Debemos empezar a explicar de nuevo como está cambiando internet a los pacientes, a las organizaciones, y cómo está influyendo en nuestro desarrollo profesional. Si nuestros compañeros no entienden todo esto, quizás no sean capaces de sumarse a estas iniciativas.

Ejemplo: Quizás una buena forma de acceder a más gente sea llevar lo que hacemos (que en muchas ocasiones no le damos importancia) a los medios de prensa generalistas, tal y como ha realizado Jesús Martínez, pediatra y editor del Blog “El Médico de mi hij@”.

¿Pueden las aplicaciones móviles y dispositivos táctiles reducir la brecha digital?

Si. Un ejemplo: si una persona utiliza una aplicación móvil para que le diga los km que pasea a diario quiere decir que tiene un móvil con conexión a internet. En ese caso, quizás sea más fácil explicarle a esta persona los beneficios que tiene el utilizar esta herramienta en su día a día, en su desarrollo profesional, etc.

¿Somos pocos por no poder o por no querer?

Somos pocos, porque llevamos poco tiempo, porque los que pueden, a veces no quieren, y porque los que quieren, en ocasiones, no pueden.

¿Y si al final resulta que el problema no es la brecha digital sino una actitud malentendida? ¿Es difícil convencer de la necesidad de compartir cuando no se aprecia un beneficio individual a corto plazo?

Es un cambio de modelo, y como tal necesita su tiempo. Que una persona entienda que compartiendo lo que hace puede ganar también mucho a nivel individual es complicado. Por lo que volviendo de nuevo al inicio, tengamos paciencia y buena letra.

Yo no tengo prisa, ¿y tú?

¿Quieres recibir los próximos artículos de Cuidando.es en tu correo electrónico? Suscríbete aqui.

4 Comentarios
  1. EnferEvidente dice

    Hola chicos… paciencia y buena letra si; y mantener la actitud, no perder el norte de los fundamentos de la «inteligencia colectiva», huir de focos deslumbrantes y hacer el camino de las habitas para que venga más gente recogiendolo y sembrando a su vez…

    1. Serafín Fernández-Salazar dice

      Como siempre querido Maestro, con tu comentario, mejoras el post. Gracias por tu aportación, seguiremos plantando habitassss (recuerdos a la familia).

  2. Inés dice

    Yo habría añadido una pregunta ¿Nos llevan los pacientes ventaja?
    Sí, mucha, debemos aprender de ellos.
    (Te echo de menos!XD)

    1. Serafín Fernández-Salazar dice

      Aprendamos entonces!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies