Desde la cuenta de Twitter de @investenisciii nos dejaban ayer este tweet:

El tweet nos informaba de una foto de una modelo en una pasarela vestida (por decir algo) de enfermera, aquí tenéis el documento gráfico:

En ese momento, se desencadenaron una serie de tweets hablando del tema, incluso José María Martín, responsable de Participación, Redes y Comunidad de la revista, nos comentaba y aclaraba que la foto no se había publicado por la profesión con la que se la relaciona, sino por el vestido de Pam Hoog, diseñadora del «glorioso modelito». Incluso otros medios, publicaron esta noticia.

En otras ocasiones, ya os hemos hablado de la imagen social de la enfermería, y de algunos de los recursos que tenemos en nuestra mano para mejorarla. Mientras llega ese momento, nos gustaría analizar este asunto ¿quién ha provocado esta situación? ¿La diseñadora que se ha encargado de hacer el modelito? ¿La modelo por ponérselo? ¿El fotógrafo por hacer la foto? ¿La revista por publicarlo? ¿Nosotros como enfermeros y enfermeras por no hacer visible aquellas cosas que hacemos? ¿La sociedad por tener en muchos casos una imagen distorsinada de la realidad? ¿Cómo podemos cambiar este tipo de cosas? ¿Nos pueden ayudar las redes sociales?

El caso es que mientras que aclaramos estas cuestiones, le recomiendo a la señora Pam Hoog que vea este vídeo…

Por la Visibilidad de los Cuidados de Enfermería

[youtube]http://youtu.be/-POkXPFebfQ[/youtube]

 

 

 

 

2 comentarios en “A vueltas con la imagen social de nuestra profesión: La Enfermería por delante.”

  1. Hola!

    Ante todo decir que es lamentable, todo, la actitud de la diseñadora, la de la modelo, la del fotógrafo,… y eso que me diréis que cada uno estaba haciendo su trabajo…

    No soy muy entendido en moda ni en arte, pero parece que cuando no hay ideas se tiende a los clichés y al sexo como reclamo… ¡Muy original!

    El problema no es que el modelo sea vejatorio para las enfermeras o la enfermería, es vejatorio para las mujeres, y relacionar la vejación de las mujeres con la enfermería de una forma tan superficial es verdaderamente ofensivo.

    Supongo que si la imagen profesional se relacionase con un modelo más digno no nos molestaría tanto. Es inevitable que la etiqueta de enfermera-cofia aparezca de vez en cuando, es parte de nuestra historia, una historia profundamente ligada a la historia de la humanidad.

    Aun así es necesario hacer ver al mundo como ha cambiado la profesión.
    No pedemos denunciar a todo el mundo, anunciémonos a todo el mundo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.