La inequidad sanitaria es verdaderamente una cuestión de vida o muerte

10

Cucha que te diga:

Vamos a imaginar (o no) que un día escuchamos esta afirmación: «La inequidad sanitaria es verdaderamente una cuestión de vida o muerte» ¿Qué hacemos?

¿Y si la oímos de Margaret Chan, Directora General de la Oranización Mundial de la Salud? ¿Qué hacemos?.

Pues sí, si naces en Afganistan vives 38 años menos que si naces en España… dificilmente estás diferencias son achacables a la biología ¿no?

el umbral de la pobreza
Creative Commons License photo credit: José-María Moreno García

Y uno puede pensar «bueno, pero no es igual Afganistan que España», pues ¡ole su salero!. Si la comparación interpaises no sirve veamos algún ejemplo de comparación intrapaís:

La esperanza de vida de los aborígenes australianos es considerablemente inferior (59,4 para l
os varones y 64,8 para las mujeres) que la de los australianos no aborígenes (76,6 y 82,0, respectivamente);

Claro, podemos volver a pensar… «pero me estas hablando de aborígenes australianos, yo no he estado nunca, pero a mi me suena un poco a «indio», pues nada, seguiremos con más datos de entornos «conocidos»,

La prevalencia de discapacidades de larga duración entre los varones europeos de 80 años o más es del 58,8% para los poco instruidos, y del 40,2% para los más instruidos.

Ya… pero a mi eso de discapacidad… me queda lejos, yo soy menos social y más «clínico», pues nada a ver éste:

La esperanza de vida al nacer de los varones en el barrio de Calton, Glasgow, es de 54 años, 28 años menor que la de los varones de Lenzie, a unos pocos kilómetros de distancia

Pero cucha que te diga, vamos al turrónx ¿que es eso de la inequidad sanitaria?:

Solar e Irwin definen la igualdad en salud como la ausencia de diferencias en salud, injustas y evitables, entre grupos poblacionales definidos social, económica, demográfica o geográficamente. Por tanto su inverso, es decir la presencia de diferencias, sería una de las definiciones de inequidad sanitaria.

Y de vez en cuando me dan «arrebatillos» y me viene a la cabeza el pensamiento de ¿porque los profesionales sanitarios, en general, pasan de éstos temas? y me duele pero… ¿y las enfermeras mucho más?

Parece que solo si trabajas en Salud Pública tienes que saber algo de Salud Pública, sino la pelicula no va conmigo… sino ¿para qué quiero competencias en Promoción de Salud? ¿para que pasar de un modelo biomédico a un modelo biopsicosocial?

Y es que los problemas de salud de la población no se resuelven construyendo más hospitales y medicalizando cada vez más a los ciudadanos… ¿todavía no tenemos esto superado…? quizá me deba ir un poco antes… ¿todavía no tenemos esto interiorizado?

Bueno, pues un besico y al turrónxs.

10 Comentarios
  1. Coopenf-Elena dice

    Enhorabuena por sacar a la luz cuestiones tan importantes como la inequidad sanitaria en este post, quizás deberíamos de llamarlo desigualdad en el acceso a la salud principalmente debido a cuestiones socio-económicas.Todos sabemos que vivimos en un mundo tremendamente injusto y desigual.
    Hay muchos profesionales de la enfermería trabajando en países en desarrollo llevando a cabo labores de promoción de la salud,favoreciendo los autocuidados e integrando las prácticas locales con un enfoque de respeto hacia los valores culturales de la comunidad.Trabajan con muy pocos recursos,sin grandes hospitales ni grandes farmacias ni almacenes y sin embargo consiguen salvar muchas vidas y un verdadero impacto en la salud de las poblaciones. Aunque obviamente la situacion de esos países menos avanzados económicamente no se puede extrapolar a España,no podríamos tomar ejemplo de cómo se pueden optimizar recursos y personal y conseguir un mejor sistema sanitario para tod@s?

    1. Serafín Fernández-Salazar dice

      Hola Elena, gracias por compartir tu experiencia con nosotros. Coincido contigo en que existe una desigualdad en el acceso a la salud debida a cuestiones socio-económicas, y creo que este es un punto clave sobre el que se debería seguir trabajando.
      Somos conocedores de que muchos profesionales dedican parte de su tiempo a trabajar en otro países, consiguiendo resultados verdaderamente increibles. Respecto de nuestro país, debemos seguir trabajando sobre este tema e interiorizar de una vez por todas que la desigualdades están e influyen sobre la salud de las personas.
      Un abrazo Elena y espero que nos veamos pronto. Saludos!

  2. Javier Macías dice

    Buena entrada; eso sí que ir al turrón. Los problemas y las desigualdades están mucho más cerca de lo que pensamos.

    1. Serafín Fernández-Salazar dice

      .. y tanto, que están tan cerca… Un abrazo Javier!

  3. Inés Bajo dice

    Me quedo con esta frase de la entrada «Y es que los problemas de salud de la población no se resuelven construyendo más hospitales y medicalizando cada vez más a los ciudadanos»

    Hay que hacer una atención primaria más fuerte, más y mejor promoción de la salud y prevención de la enfermedad. No hay que medicalizar, hay que ofrecer las herramientas necesarias a los ciudadanos. La comunitaria es básica para intentar conseguir la igualdad en salud.

    Se me ha visto el plumero con la comunitaria, lo sé…

    Y no es necesario irse tan lejos para darse cuenta de la inequidad sanitaria que existe, si se hiciera un estudio para encontrar diferencias entre el barrio en el que trabajo y uno del centro se vería.

    Gracias por hacernos pensar y reflexionar. Siento si me ha salido un comentario largo, el anterior que no aparece era más corto! ;P

    1. Serafín Fernández-Salazar dice

      Hola Inés, ya sabes lo que pensamos respecto de la promoción y prevención. Intentamos darle la máxima difusión posible a estos aspectos FUNDAMENTALES de nuestra profesión, pero no todos lo entendemos igual. Debemos seguir trabajando en este tema… gracias por tus palabras y por tu reflexión.

  4. Esteban dice

    Pues… es evidente que si vives en el cuerno de África tendrás menos esperanza de vida que si naces en España, que si vives en Colombia tienes más posibilidades de morir violentamente que en Australia.
    Es imposible desvincular la desigualdad e injusticia económico-social de las desigualdades en salud, pasa a nivel macroeconómico y a nivel micro.
    Tengo un amigo con el que coincidí trabajando en Honduras que dice que «la educación es todo»…

    Creo que aunque a los sanitarios nos gusta mirarnos el ombligo y creernos muy importantes, hay cosas que van antes que nosotros, las infraestructuras, la educación, la paz, salvan más vidas que cirujanos, enfermeras,…

    Cuando estudiaba enfermería, lo hacía con el propósito de ayudar sinceramente a los demás… cuando me dí cuenta de lo que los demás necesitan pensé que mejor hubiese sido ingeniero, arquitecto,…

    Necesidades…

    1. Antonio Jesús Ramos Morcillo dice

      Esteban realmente tu comentario es tremendamente acertado, da mucha más salud la educación, la paz, la no existencia (utópica) de exclusión social, la igualdad de oportunidades que todo el personal sanitario del universo…
      Pero sin duda, ninguna duda, ayudas a los demás…
      Un abrazo

  5. manolo dice

    Sin lugar a dudas estamos dando en la llaga que mas duele,mientras en los paises occidentales se siga promulgando y aplaudiendo la ineficacia de nuestros rectores y gestores y se sigan enriqueciendo unos a costa de otros y donde las entidades medicas se crean que la enfermeria esta acosando a su capacidad de gestionar,donde todos sabemos que no hacen falta tantos medicos sino mas enfermeria pero la masa social pudiente,egolatra y endiosada siga gestionando la sanidad y se sigan beneficiando de ella,la promocion,prevencion es y sera un escaparate donde no compra nadie ni interesa comprar por temor a perder los estatus sociales,que eso vende y mucho sobre todo en nuestro pais.No somos amenaza,somos solucion a la sanidad y eso es dificil de poder superar.

    1. Antonio Jesús Ramos Morcillo dice

      Muy buenas Manolo, efectivamente hay mucho por hacer, mucho por trabajar y efectivamente somos una parte de la solución a la sanidad en tiempos de crisis y quizá ahora sea un momento de oportunidades para la enfermería. Es posible que no pase mucho tiempo antes de que nos miren los sistemas sanitarios de otra manera y apuesten por nosotros de una manera más clara (y más barata).
      Realmente el problema de la inequidad sanitaria es tremendamente complejo y sin el sustrato de un movimiento, además de sanitario, politico, económico y social poco podemos hacer… al menos para obtener grandes resultados.
      Un saludo, gracias por comentar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies