Cucha que te diga, un nuevo recurso de los que nos gustan, fuente secundaria, en free y en español, las cualidades de nuestra vida (como siempre decimos).

El recurso de hoy es bastante bonico, es una Guía de Práctica Clínica titulada: «Guía de Práctica Clínica sobre Trastornos del Sueño en la Infancia y Adolescencia en Atención Primaria«

Siestorra

Entre otras, intenta dar respuesta a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es la clasificación de los trastornos del sueño?
  • ¿Cómo debe evaluarse el sueño en la consulta de AP?
  • ¿Qué pruebas o herramientas podemos utilizar para la valoración general del sueño en el niño y adolescente en AP?
  • ¿Existen medidas preventivas para los trastornos del sueño?
  • ¿Cuáles son los criterios clínicos de sospecha para estos trastornos?
  • ¿Cuáles son los criterios diagnósticos para estos trastornos?
  • ¿Cuáles son los criterios para derivar a Atención Especializada?
  • ¿Cuáles son los tratamientos efectivos para estos trastornos en Atención Primaria?
  • ¿Cuáles son los tratamientos autorizados en la población pediátrica?
  • ¿Cuáles son las intervenciones psicológicas más efectivas para estos trastornos?
  • ¿Cuándo están indicados los fármacos para estos trastornos?

Como mola ver que entre el grupo de trabajo hay un familiar de paciente y distintos perfiles profesionales, sin duda un aspecto de calidad.

Pues hale, un besico y al turrón.

Este documento debe citarse como: Grupo de trabajo de la Guía de Práctica Clínica sobre Trastornos del Sueño en la Infancia y Adolescencia en Atención Primaria. Guía de Práctica Clínica sobre Trastornos del Sueño en la Infancia y Adolescencia en Atención Primaria. Plan de Calidad para el Sistema Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad. Unidad de Evaluación de Tecnologías Sanitarias de la Agencia Laín Entralgo; 2011. Guías de Práctica Clínica en el SNS: UETS N.º 2009/8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.