Honestidad y ética: hay otra forma de hacer las cosas

4

Solo comentar los antecedentes:

El atleta keniano, Abel Mutai, medalla de oro en los pasados Juegos Olímpicos de Londres 2012, estaba a punto de ganar la prueba cuando confunde el tramo final  de la prueba. Aflojó totalmente el paso y, relajado, comenzó a saludar al público creyéndose vencedor. Iván Fernández Anaya, que venia segundo, al ver que se equivocaba y se paraba metros antes de la meta, no quiso aprovechar la ocasión para rebasarlo y ganar. Se quedó atrás de él, y con gestos para que la entendiera y casi empujándolo, llevó al keniano hasta la meta, dejándolo pasar por delante.

Hay otra forma de hacer las cosas: con ética y honestidad.

4 Comentarios
  1. Fabiola dice

    Me ha emocionado!! desde luego hay otra forma de hacer las cosas considerando a los que están a nuestro lado y siendo honestos.

    1. Antonio Jesús Ramos Morcillo dice

      Muchas gracias Fabiola por tu comentario.

  2. Una buena anécdota y que da motivos para reflexionar si nosotros hubiéramos hecho o no lo mismo…

    1. Antonio Jesús Ramos Morcillo dice

      Efectivamente… muy buena reflexión 😉
      Gracias por pasarte por aquí y dejar tu comentario 🙂

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies