¿Tu supervisora de Enfermería es tu líder?

26
Operando!!! por Mercedes Fraile (@Vitrubia) en Fotos de Salud
Operando!!! por Mercedes Fraile (@Vitrubia) en Fotos de Salud

Hoy toca debatir, o al menos, esa es la intención.

Los resultados de investigación nos suelen mostrar una realidad (científica) de lo que puede verse (sentirse) en algunos centros de nuestro país, y que en ocasiones, algunas personas no desean (quieren) entender.

En el pasado Encuentro Internacional de Investigación en Cuidados, celebrado en LLeida, se presentaron parte de los resultados de un proyecto de investigación que se está realizando en estos momentos y que trata de analizar la influencia del modelo organizativo de hospitales sobre la implementación por profesionales de enfermería de la práctica clínica basada en evidencias (páginas, 217-221 del Libro de Abstract). Pues bien, una de las áreas que se están investigando es el liderazgo en Enfermería.

Me gustaría extraer algunas reflexiones de las enfermeras y enfermeros que participaron en la parte cualitativa del estudio (grupos focales) y que se relacionan con el tipo de liderazgo que podemos tener en estos momentos en algunas Instituciones, un “liderazgo tradicional” de tipo “autocrático”, y que quizás no sea el más favorable para la incorporación de cambios en la práctica clínica:

  • “Los supervisores no encarnan ese papel (el de líder), tiene un papel muy administrativo” GD2
  • “Yo tengo una supervisora pero como persona tan líder, que esté innovando continuamente y tal, no” GD3
  • “Te encuentras supervisores que ni tienen la capacidad de liderazgo… y yo creo que la función del supervisor, el hecho de que se elija como se elige, que se elige a dedo… tú no consideras que es la mejor persona para gestionar esa unidad” GD1
  • “Que la gente confie en él (el líder), que sea el que da ejemplo,… y que sea capaz de mover masas, que la gente tenga confianza y decir, “venga, vamos, pues sí” y que motive a la gente. Que esté ahí al pié del cañón y en el momento que alguien no…, pues diga, “venga, vamos, ¿qué problema tienes?, vamos a resolverlo” GD3
  • “Fundamentalmente la comunicación… que sepa motivar, que sepa escuchar, que sepa transmitir información” GD4
  • “La figura del supervisor tiene unas connotaciones, entonces es importante que sea otra persona ajena a la supervisión, para que tenga más respaldo de todo el mundo” GD4

El el resumen puedes encontrar más reflexiones y leer los resultados de este estudio cualitativo. Como ves, el tipo de liderazgo que se pide por parte de los profesionales es de carácter transformador, con el objetivo de conseguir un contexto más propicio para el cambio.

Me gustaría que nos contarás tu experiencia en este sentido, si tu entorno de trabajo funcional igual, cual es el tipo de liderazgo que se ejerce en tu institución (no hace falta personalizar) y también, que propones para que el liderazgo sea más favorables para la incorporación de cambios.

¿Te animas al debate?

Bibliografía:

López Medina IM, Sánchez-García I, Ruíz-Ramos JG, García-Fernández FP, López-Barajas Fernández B, Fernández-Salazar S, Pancorbo-Hidalgo PL. El liderazgo enfermero en la implementación de evidencias: un análisis cualitativo desde el modelo PARIHS. XVII Encuentro internacional de investigación en cuidados. Libro de Ponencias. Lérida. 12-15 noviembre 2013.

También podría gustarte Más del autor

26 Comentarios

  1. Virginia dice

    Hola Serafín:
    Yo creo que mientras no estemos incorporados los profesionales en la posibilidad de decisión de las unidades, quizás a nivel de organización de recursos humanos y materiales, es más complicado porque implica muchas decisiones estructurales de la propia organización, pero sobre todo en la posibilidad de consensuar la gestión de los cuidados, de valorar, planificar y organizar esas actividades que se realizan en los servicios y unidades específicas, de la mejor manera posible para dotar a la profesión de una autonomía en su distribución de los cuidados colocando al paciente en el centro del cuidado y estableciendo consensos fundamentalmente en la mejor manera de cuidar según la mejor evidencia disponible. Estos consensos reducirían la variabilidad en las actuaciones y permitiría que el personal se implicara, se le diera voz, con comisiones de trabajo para la gestión del cuidado, pero por supuesto estableciendo revisiones cada cierto tiempo, para favorecer rectificar, corregir errores y evolucionar.
    ¿Es utópico? No sé, la gestión es complicada, pero al menos involucrando a los propios profesionales que en definitiva pasan muchas horas observando la dinámica de la unidad durante sus jornadas de trabajo, y estableciendo mucho debate constructivo sobre cómo hacer y hacerlo mejor (por supuesto, no debate de café y entre dos o tres, sino algo estructurado y planificado como parte de la unidad: reuniones, debates, charlas, consensos, sesiones clínicas, valoraciones de forma más continua…) quizás podría ayudar a que la gestión se hiciera en la apertura de incluir y no de excluir, favoreciendo la motivación y ganas de mejorar. El paciente y los propios profesionales se lo merecen.
    Un saludo.

    1. Serafín Fernández-Salazar dice

      Gracias por tu reflexión Virginia. Me quedo con una de ellas, “consensuar la gestión de los cuidados…” Cuanta falta hacen este tipo de cuestiones.

  2. maxi dice

    La verdad que hay muchos lideres que se lo merecen ser, con respecto a los supervisores son muy pocos los que tenemos actualmente con capacidad para gestionar los recursos con conocimientos y planificacion , se tapan vaches. Esto se dA en nuestro pais por la falta de concurso y ocupacion de cargos por estudio se trasgervisan las funciones

  3. pensamientosaseis dice

    Me gusta mucho el blog pero…ay, por fa, quita esas tildes del tu, que no lleva ninguno de los dos.

  4. Mmar dice

    Bueno, soy poco objetiva en este tema, soy supervisora ahora mismo… Pero en líneas generales soy de la opinión de Virginia
    Deciros asimismo q son pocos los q llegan a estos puestos por vocación, yo siempre digo q , ya q estamos, vamos a intentar hacerlo lo mejor q sepamos. Actualmente m formo en Gestion. Pero también veo q los trabajadores no buscan un líder sino q están algo acostumbrados al “matriarcado” de la supervisión.
    Un saludo a todos

    1. Ana dice

      Me ha gustado tu comentario Mar. Yo me encuentro en tu misma situación. Intento innovar y plantear cosas nuevas, pero te encuentras con algunas enfermeras poco participativas, que creen (malamente) que “a la que pagan para pensar” es a la supervisora; Por suerte no siempre pasa esto.

  5. Rosa Blanco dice

    Hola
    Yo creo que la mayoría de las ocasiones las supervisoras no gestionan porque no saben, porque no se les ha informado claramente de cuales son sus competencias, porque no se les ha formado en gestión, porque tampoco tenemos definido un modelo de liderazgo claro en las organizaciones y porque tampoco existe un itinerario formativo para gestores. Hace falta una formación en como liderar personas, cada una con sus emociones, recursos, grupos de trabajo, proyectos. Y me consta de que voluntad e interés tienen pero cuando se hace un nombramiento hay que tener previsto algo más. Un saludo y ánimo a todas las supervisoras, quienes también pueden hace visibles sus debilidades y sus necesidades para que se vayan teniendo en cuenta

    1. Serafín Fernández-Salazar dice

      Gracias Rosa… has tocado tantos temas en un solo comentario. La formación en gestión, el liderazgo, la gestión de las emociones… Sin duda, elementos imprescindibles si se quiere gestionar de manera adecuada. Un saludo.

  6. Antonio Díaz dice

    Como supervisor, me parece muy interesante que se abra este tipo de debate y por supuesto que se investiguen temas tan importantes como este en el que se abordan, la formación, preparación, capacitación, liderazo. Lo lamentable es que estas investigaciones no llegan a remover conciencias ya que todo termina en una cuestión de confianza o poder como se quiera llamar sin tener en cuenta los resultados. Creo que si se democratizara este tipo de puestos, siempre con una formación, experiencia, preparación y capacitación demostrada motivaría mucho más al personal, al gestor traduciéndose en unos mejores resultados y una mayor satisfacción para todos los implicados y en definitiva para el usuario que es la razón de ser te todos nuestros esfuerzos.
    ¿Por cierto Serafín, cómo puedo tener acceso a algo más que el resumen de esta investigación?. Me sería muy util.

    1. Serafín Fernández-Salazar dice

      Hola Antonio, de momento, estos son resultados preliminares. En cuanto se publiquen en alguna revista los compartiremos… Un abrazo.

  7. Isabel dice

    Hola a tod@s,

    Me resulta un debate de lo más interesante, soy enfermera y experta en liderazgo, pero con escasos conocimientos de gestión.

    Esta distinción la puntualizo, ya que creo que de base los diferentes profesionales partimos de conceptos diferentes, no hay que confundir el liderazgo con la gestión, la supervisión u otros cargos de responsabilidad en la gestión. Existen verdaderos líderes en la profesión que no ocupan este tipo de cargos y viceversa.

    El liderazgo tiene que ver con la esencia, en este caso profesional, con la vocación y aquello que nos impulsa a SER enfermeras, tanto si ocupas un puesto de responsabilidad en un organigrama determinado o no. ¿Y cuál es la esencia de la profesión? Los cuidados. ¿Tomamos nuestras decisiones en función de nuestra esencia profesional? ¿Estemos centrados en nuestra esencia?

    Otro tema, es el liderazgo de equipos humanos siendo enfermera, en primer lugar has de tener claro tu liderazgo profesional y después formarte como líder de equipos, las competencias de un buen líder poco tienen que ver con las competencias de una buena enfermera a nivel técnico, éste pienso que es un gran error en la profesión, muchas veces una buena enfermera a nivel asistencial, es promocionada a ocupar un cargo como responsable de un equipo y la mayoría de veces no ha sido formada para ello; y más que supervisora acaba convirtiéndose en superviviente.

    Opino, que es necesario fomentar este tipo de formación desde las universidades, basándonos en un paradigma de aprendizaje donde las competencias se adquieran desde la experiencia y el desarrollo personal. El Colegio de Enfermeras y Enfermeros de Barcelona ha apostado por ello desde su programa de Ocup@cció, donde trabajamos entre otros talleres, el liderazgo personal y la educación emocional.

    1. Serafín Fernández-Salazar dice

      Gracias Isabel por tu reflexión. Me quedo con esta… “Una buena enfermera a nivel asistencial, es promocionada a ocupar un cargo como responsable de un equipo, y la mayoría de veces no ha sido formada para ello; y más que supervisora acaba convirtiéndose en superviviente”… uf.

  8. Esteban dice

    Hola a todos!

    Prometí comentar y aquí llego un poco tarde… como viene siendo habitual últimamente.

    Yo creo que el liderazgo no hay que vincularlo a seres humanos privilegiados que tienen unas capacidades fuera de lo normal.

    Tendemos a confundir personalidad carismatica con liderazgo. Así todos esperamos de la supervisora una especie de madre que nos va a proteger (¿de quién?), y tendemos entonces a desvincular el lider de un proyecto y unos objetivos. Craso error.

    Personalmente creo que no se puede ser lider toda la vida, hay momentos en que se precisan unas personas liderando y otras personas apoyando y los roles y puestos pueden y deben cambiar.

    Quizás pueda ser necesario un determinado tipo de personalidad pero yo creo que es más importante el liderazgo vinculado a un proyecto. Es entonces cuando el término cobra sentido real. Un proyecto promovido por un equipo de trabajo encabezado por un lider. Un proyecto tiene una vida limitada (El lider por tanto también), un proyecto debe ser mensurable en cuanto a resultados (El lider también es evaluable), un proyecto implica a los componentes del equipo y los compromete (Al lider también) lo cual escapa de la figura del lider como matriarca.

    Siempre planteo que los puestos de dirección y gestión deberían accederse a través de proyecto, y el propio equipo debería tener peso específico en el proyecto a llevar a cabo y en el lider que queremos.

    Otra cosa es si el lider debe tener determinadas características, no tanto personales suyas sino sociales, como la autoridad (Distinto que poder), el respeto de los compañeros (Hay que ganarlo y lo más dificil mantenerlo,…).

    En general, y por eso creo que tiene mucho sentido la investigación es que cuando fundamentamos las decisiones en proyectos mensurables, el liderazgo se asienta y la mejora es evidente, se da una mayor visibilidad de los cuidados y se genera cultura de cuidados basados en la evidencia, porque el que manda en realidad es el proyecto.

    Muy mal asunto si el lider formal no es el lider de un proyecto, porque el lider del proyecto no sacará nada adelante y el lider formal se quedará poco a poco sin autoridad ni respeto… Por supuesto no vinculo esto a la gestión, también a cualquier ámbito de la vida profesional.

    Pero a fin de cuentas cuando menos lo esperas… salta la líder… 😉

    1. Serafín Fernández-Salazar dice

      Gracias Esteban. ¿Y si los profesionales pudiéramos elegir a nuestra supervisora en base a los proyectos de gestión que se presenten? ¿Y si pusiéramos a trabajar juntos a los líderes formales e informales? Un abrazo.

      1. María dice

        Hola a todos:
        Estoy muy de acuerdo con los comentarios de Esteban y Serafín; y aun sabiendo que en la mayor parte de las escuelas no se imparte una buena formación en gestión, y mucho menos en liderazgo, y siendo muy bien recibidas iniciativas como la que mencionan del Colegio de Barcelona (ojalá se extienda a otros), y conociendo que hay muy buenos profesionales que ejercen nuestra profesión con una gran formación; también es cierto que existe otros que…no sólo no saben de gestión ni de liderazgo, sino que tampoco saben que una enfermera tiene que gestionar (y más una supervisora) recursos humanos y materiales, y que siempre, pero más en estos tiempos se hace apremiante que se haga, y que se haga bien.
        Es muy decepcionante ver como se despilfarra material, como se gestionan mal los recursos humanos cubriendo huecos con profesionales que no están cualificados para el puesto, porque de un día para otro no se puede saber de todo, y como se percibe que lo único que importa es aferrarse al puesto y aguantar como sea.
        Bueno, no quiero pecar de pesimista, sé que de todo esto, tarde o temprano aprenderemos, un poco de autocrítica no viene mal de vez en cuando, y además gracias a está página, que es cómo un soplo de aire fresco,podemos disfrutar del “nivelado” que están alcanzando “algunos” – cada vez más- profesionales.

      2. Esteban dice

        Pues sí, ese es el camino, ya se hace en educación, ¿por qué no se puede hacer en salud?. Un equipo trabaja un proyecto y el proyecto lo eligen profesionales y usuarios, el proyecto debe evaluarse y al tiempo otro equipo puede coger el testigo…

  9. malula dice

    Tengo una duda: ¿las supervisoras eligen personal de la planta? ¿pueden decidir si no quieren a alguien? gracias

  10. Lore dice

    noto que en el pais que nos encontremos la problematica es la misma! siempre me pregunto cual es la funcion especifica del supervisor…porque no la entiendo ,en mi lugar de trabajo los supervisores son escogidos a dedo o porque llevan demasiados años en la institucion no por sus capacidades intelectuales,sus ganas de cambiar o imnovacion, el supervisor ingresa a la uci toma los presentes y se va nada mas, si falta gente dice yo no puedo solucionar nada o te dice no hay gente para que los ayude! en definitiva nadie le hace caso, nos arreglamos nosotros mismo y si tenemos algun problema directamente pensamos: estamos solos nadie nos va a apoyar!

  11. Patricia dice

    He tenido experiencias de todo tipo, tuve una supervisora que querían innovar, que se sentaban con el equipo cuando había problemas, buscaba soluciones, hasta se ponía a currar si hacia falta, podías hablar con ella y proponer cosas y podías realizarlas y ver si funcionaban, pero cambio de un día para otro, creo que por presiones de los de arriba, no les debió gustar ciertas cosas que se salían de la norma establecida. Esa fue la excepción, por lo general me encuentro con gente desmotivada, en algunas ocasiones solo están ahí porque querían las mañanas, otras por el sueldo, les importa poco los problema del equipo, te dicen que te busques la vida y si lo haces luego se molestan. La mayoría más que ayudar molestan y ponen zancadillas.

  12. rosa dice

    hola serafin yo tampoco soy objetiva por el cargo que ocupo me gustaria no hacer tantas tareas administrativas y dedicarme a acompañar a los enfermeros que tengo a cargo guiarlos corregirles algunas malas conductas para que puedan ganar la confianza de los pacientes y de sus familias para poder poner en marcha los tratamientos que necesitan para mejorar la salud de los pacientes
    siempre les hablo del trabajo en equipoque trabajen juntos hasta para cambiar una simple gasa y analizar cada tratamiento y comprobar si son efectivos pero te imaginaras serafin
    el tiempo que lleva esto ademas de las tareas propias de la supervision pero lo seguimos haciendo soy enfermera ante todo

    1. Serafín Fernández-Salazar dice

      Gracias Rosa por compartir estas palabras en el blog. Siento el retraso al contestar. Respecto de tus palabras, como dices, a veces resultad complicado liderar o gestionar con tanta carga administrativa. Como le decía a Virginia en un comentario en otro post, tendremos que cambiar este tema juntos. Estoy seguro de que lo veremos. Un afectuoso saludo.

Deja un comentario