Blog de Enfermería, Evidencia, Salud 2.0 e Investigación

Un nuevo reto para la gestión sanitaria: escuchar

5

¿Imaginas un directivo sanitario escuchando las aportaciones del camarero de la cafetería del hospital? ¿y un gerente que tiene en cuenta como se traducen las estrategias en un equipo de salud del ámbito rural? ¿puede o debe utilizarse esta información para gestionar mejor?

El último número de la revista Archivos de la Memoria incluye un editorial de uno de nuestros Gestores de Referencia (por llamarlo así). José Luis Gutiérrez Sequera, escribe unas líneas donde pone en valor el uso de la investigación cualitativa como herramienta para la gestión sanitaria.

Escuchar via Shutterstock
Escuchar via Shutterstock

Y es que, escuchar, con metodología, puede ser un buen reto para los tiempos que vivimos. Integrar el uso de la metodología cualitativa en la gestión es una oportunidad para avanzar. Tal y cómo dice José Luis, “debemos salir de esa zona de confort (de los cuadros de mandos y encuestas de satisfacción y de clima laboral) y descubrir que hay todo un universo de información a través de la comprensión de los significados que para las personas que forman parte del sistema, profesionales y ciudadanía tienen las diferentes realidades que se viven en torno al apasionante mundo del cuidado de la salud”.

Os recomiendo la lectura de este editorial, así como de un libro del que ya os hemos hablado en este blog, “Liderar con corazón” donde se integran diferentes análisis, conceptos e ideas que muestran que otra forma de gestionar (y de liderar) es posible.

Termino este breve post en medio de unos días de descanso con unas palabras de José Luis, en una entrevista en la revista Ene de Enfermería, y que guardan una estrecha relación con este tema:

Me gusta creer en la gente. En toda la gente. Piensa bien y acertarás muchas veces. Piensa mal y pasarán de largo muchas oportunidades de hacer equipo con personas interesantes…Me declaro fan de aquello de la “beta permanente”. Me gustan los nuevos proyectos, y los retos que mejoran y cambian la vida de las personas”.

Pues eso…Creer, escuchar y plantearse nuevos retos. ¿Cómo lo ves? ¿Lo ponemos en marcha?

5 Comentarios
  1. Alberto dice

    Cada lugar que visitamos, si somos observadores, miramos con atención,escuchamos… Nos daremos cuenta las similitudes de los actos de las personas, de las empresas. Cada vez que negamos esto negamos una posibilidad de mejora en nuestro ambito sanitario

  2. Cristina Quesada dice

    He tenido la suerte de asistir a dos reuniones con dos consejeros de salud distintos (y los correspondientes jefazos de nuestro sistema de salud), de dos tintes politicos diferentes. En ambos casos formaban parte de un “tour” que hacian por las distintas organizaciones de servicios con el fin de ESCUCHAR a los profesionales.
    En un caso, el gerente se encargo de q solo escucharan su version. En el otro, el gerente (distinto del anterior) permitio q los profesionales de base expusieramos aquello q estimaramos conveniente.
    Es un ejemplo claro de q “los de arriba” pueden favorecer q “los de muy arriba” escuchen a “los de abajo”. Pero tambien de q pueden dificultarlo o impedirlo….

    1. Natalia Pérez Fuillerat dice

      Muy buen ejemplo Cristina. Ahora sabemos el nombre de los directivos y los hemos conocido alguna vez en persona. Sin embargo, los problemas identificados y las propuestas de mejora se quedan en el despacho del supervisor, del jefe de servicio o recibimos un correo del coordinador en el que se nos agradece nuestra colaboración aunque no se vaya a tener en cuenta. Tenemos que poner ambos de nuestra parte pero doy fé de que los directivos están desconectados de la realidad y los profesionales desmotivados y quemados.
      Medidas específicas y reales por favor.

  3. José Luis Gutiérrez Sequera dice

    Muchas gracias amigos por vuestra referencia y por dar visibilidad a las cosas que escribimos. Creo que a todos nos queda mucho que aprender respecto a ese ejercicio tan sano que significa escuchar. Se habla mucho de la escucha activa, y también usamos con frecuencia lo que yo llamo la “escucha reactiva” cuando alguien viene a transmitirte un problema o a proponerte un proyecto. Y me temo que nos queda camino hasta la “escucha proactiva”, que como apuntamos en el editorial, resulta mucho más efectiva si se realiza bajo método.

  4. Merck Salud dice

    Serafín, gracias por este post y por remitirnos al interesante artículo de José Luis. Como bien dices, la escucha activa, como metodología, puede ayudarnos a avanzar no solo en la gestión sanitaria sino en todos los aspectos relacionados con la práctica de la medicina. Sin embargo, la ‘cultura de la escucha’ no está tan consolidada en salud, a diferencia de lo que ocurre en otros sectores en desarrollo. Esperamos que pronto deje de ser una excepción y consigamos hacerla una parte más de la cultura de trabajo en salud. Un saludo.

Deja un comentario