Hace unos días, navegando por el portal de investigación de Salud de Castilla y León (gracias a los diferentes tweets de mi amigo @enferevidente) encontré un documento que me gustaría compartir contigo.

Se trata de una revisión sistemática titulada «Teleenfermería: Nuevo enfoque de intervenciones eficaces en Atención Primaria«, publicada por González-Esteban MP y cols en el 2015, y cuyos objetivos eran los de identificar la mejor evidencia disponible sobre las intervenciones de teleenfermeria más efectivas en Atención Primaria y elaborar recomendaciones para incorporar a la cartera de servicios del Servicio de Salud de Castilla León.

telecuidados via Shutterstock
Telecuidados via Shutterstock

Según las autoras, la utilización de la teleenfermería, en sus diversas variedades, unida a la atención habitual, puede mejorar el acceso a la atención sanitaria, el conocimiento de la enfermedad, la adherencia al tratamiento, la solicitud de ayuda durante la enfermedad y la adaptación a vivir con ella; puede mejorar el autocuidado, el grado de satisfacción, la calidad de vida y disminuye las exacerbaciones, las visitas a urgencias, los reingresos, los días de hospitalización y los costes sanitarios.

Claro está, que cuando hablamos de telecuidados o teleenfermería no solo hablamos de hacer clic y «meterse en el Internet» (por dejar claro el concepto). Tal y cómo nos aclaran las autoras, hablamos de intervenciones de sólo soporte telefónico y también, de intervenciones combinadas (vigilancia electrónica por control remoto, videoconferencia, uso de páginas web, correo electrónico, internet, mensajes cortos y otras comunicaciones interconectadas).

Desde mi punto de vista, este documento merece ser compartido, más que nada, porque a veces, en este mundo digital, de inmediatez y redes sociales, podemos caer en la tentación (líbranos del mal) de olvidarnos de intervenciones sencillas y eficaces, como una llamada por teléfono.

Por último, y antes de terminar, este documento me ha recordado (he tenido que buscarlo) a este otro del profesor José Miguel Morales, que ya nos hablaba en el 2003, de la importación de los telecuidados como una opción efectiva y accesible«). ¿Aún tenemos dudas?…

¡Pues venga, #AlTurrón!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.