Mi biografía

Cuando en la biografía de una red social pones, @VirgiForero: “Enfermera (vocación)…” permite hacer una valoración profesional de la persona, pero quiere llegar un paso más allá. Y aunque muchos compañeros/as no aprueban la “vocación” cerca de la profesión enfermera, quizás por el peligro histórico de terminar pensando en abnegación, devoción y sumisión seglar y no seglar en el ejercicio de la misma. Pero si transformas vocación en sus sinónimos son: preferencia, tendencia, inclinación, aptitud, afición, proclividad, gusto…, y queda enormemente claro que no somos igual de proclives y aptos para las mismas cosas (que se lo pregunten a mi hermano @malakahin que ve una aguja y desfallece).

En mi caso, esa preferencia se retorna a la imagen de una niña de 11 o 12 años, que tras entrar por las puertas del hospital de mi ciudad para visitar a un familiar, nunca olvidó el olor tan característico que inundó su pituitaria y que algunas personas detestan. Me gustaba la ciencia médica, pero preferí finalmente estudiar Enfermería.

Los comienzos fueron duros y tocó emigrar

Tras los 3 años de estudio de la diplomatura, ya estaba trabajando para tomar plena conciencia de la vida “real”. Me urgía poner significado a esa profesión venerable para todos, en general, pero poco entendida en lo particular. Ya que realmente cuando pruebas e interrogas, “¿qué hace una enfermera?”, la comprensión de la profesión se diluye entre pinchar, curar o ayudar al médico. Pero ahora esto no toca.

De esa inmediatez en el trabajo, pasé al paro y de aquí a emigrar de mi tierra hacia las Islas Canarias, a Gran Canaria y trabajar en el Hospital Insular ya que también se vivió una situación de crisis económica y laboral aunque a menor escala. Pero al entender que la vida en una isla tiene limitaciones de espacio y dimensiones limítrofes, regresé a los tres años sin haber intimado con un canario más allá de poner moflete, por si alguno decidía hacerme cautiva insular.

La gestión de personas

Volví al hospital Carlos Haya y estuve 7 años de enfermera en el servicio de críticos, concretamente en urgencias, al que debo mucho de lo que sé y cierta destreza en algunas técnicas. Hasta que una jefa de gran calidad humana y gestora, interesada en las personas, el dialogo y las ganas de hacer y dejar hacer, creó un buen equipo y me pidió formar parte de ese quipo. Me enrolé en una etapa tan diferente y en un horizonte de aprendizaje continuo, que creo que ha sido uno de los grandes aciertos personales y profesionales. No significa que fuera fácil, pero si estimulante. Al principio era una supervisora de críticos en periodos de guardias (tardes/noches) y posteriormente pasé a supervisar la unidad de urgencias en horario de mañanas. En ese momento, el equipo ya no era con el que me comprometí inicialmente y la jefa era otra, luego la realidad adquirió un prisma no calibrado, con tantas caras como aristas. Debo decir que ha sido el periodo de mi actividad profesional que más he trabajado, física, mental y hasta emocionalmente, porque estos puestos requieren de una psicología muy específica. Y me dediqué a gestionar materiales de todo tipo desconociendo que existían algunos concretos, gestioné botellas y cuñas de cartón para una máquina trituradora de material desechable (aún el comercial me saluda con cariño. Creo que tuvo más prima de bonificación por hacer sus incentivos con nuestra unidad), gestioné grandes números de recursos humanos, gestioné como gestionar relaciones institucionales, gestioné reclamaciones y sugerencias, y gestioné el protocolo de visitas y circulación efectiva por el servicio de urgencias para los pacientes y familiares (aún observo con alegría que el cartel que diseñé figura en la puerta de entrada a la observación de pacientes críticos de urgencias).

Continuará…

No te pierdas mañana el próximo capítulo…

Nota: Si quieres leer el capítulo I, pincha aquí.

¿Quieres recibir los próximos artículos de Cuidando.es en tu correo electrónico? Suscríbete aqui.

 3 visitas

9 comentarios en “Una Enfermera Doctora, capítulo II: Primero la persona, @VirgiForero: “Enfermera (vocación)…””

  1. Virginia Salinas

    Gracias Javier!!! y es verdad, recuerdo que nos conocimos en La Casa de Mágina de la Fundación Index, en Cabra del Santo Cristo. Estupenda plaza al refresco de una tarde de julio con una cerveza fresquita y dialogando previo a la I Reunión de trabajo del Laboratorio de Investigación Cualitativa (LIC). Por cierto, este año estoy invitada a compartir allí alguna experiencia más.
    Es estupenda esta oportunidad para compartir mis experiencias y reflexiones. Un abrazo.

  2. María Gálvez González

    Me engancho en el segundo capítulo (Virginia ya conoces mi patológica falta de tiempo). La idea de la biografía enfermera- doctora me parece sencillamente genial, valiente y, por supuesto, diferente (no podía ser de otra forma viniendo de vosotros). Os felicito a los dos con mucha ENERGÍA. Además, le voy a poner color a tu biografía, en concreto color azul. ¿ Y por qué color azul? Pues porque es el color que desprendes, o por lo menos eso me dijeron una vez: “Virginia es azul, inspira serenidad y tranquilidad a la vez que energía”. La frase es textual… un abrazo.

    1. Virginia Salinas

      Hola María, que bueno que os paséis a comentar grandes profesionales. Me alegra que te guste la idea «biografía enfermera-doctora», no se podría definir mejor. La verdad es que el diseño original con estructura de «serial» por capítulos, es de Serafín. Aporté la información y él ha sabido hacer el boceto en formato por capítulos y cargado de «intriga», que incluso yo, he llegado a sentirla aunque sabía de qué iba.
      Me parece fenomenal el color elegido, me encanta el azul y toda su gama y quizás ahora sea tan apropiado porque hay cielos azules ya casi todos los días de verano. Pero me tienes que contar quién estableció esa similitud sobre mi irradiación personal, que por otro lado, me encanta.
      Muchas gracias. Nos debemos un café cargado de energía y por supuesto que estáis todos invitados (CC Serafín). Bs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.