Una Enfermera Doctora, capítulo IV: Una enfermera recorriendo senderos para alcanzar una de las cimas: la tesis doctoral

0

La inquietud es la base de la dimensión científica e investigadora

Bien es verdad que mi dimensión científica e investigadora la gesté desde mi propia inquietud. Me recuerdo acudiendo a una compañera responsable de la orientación y supervisión de la actividad investigadora de la enfermería en el hospital donde trabajo (figura que ya no existe como tal, en perjuicio de nuestra disciplina), y preguntándole cómo resolver una duda que nos surgió a una compañera y a mí. Desde este momento, me di cuenta que no sabía nada relacionado con temas de búsquedas bibliográficas, de metodologías y diseños de protocolos, ni de resolución de problemas científicos. Y qué hice, pues formarme. No entendía cómo estas cuestiones no formaron parte de mi formación en la diplomatura, pero mi vacío de conocimiento exigía ponerme las pilas si quería resolver esa duda que me surgió.

Una oportunidad de mejora que tuvimos los profesionales sanitarios andaluces fue el programa de formación Quid-innova, fruto del convenio de colaboración entre el Servicio Andaluz de Salud y la Fundación Index, que subvencionaba cursos de metodologías de investigación.   Todo ello me ayudó a formarme de manera muy práctica, con publicaciones en revistas de la hemeroteca Cantarida de Index, pero sobre todo me impulsó a realizar un proyecto de investigación supervisado, que presentamos a financiación a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía y recibiendo la ayuda. Debo comentar que tuve que realizar un pliego de amplias alegaciones justificando imprecisiones en la 1ª valoración del proyecto de investigación con metodología cualitativa, quizás porque los evaluadores desconocían este tipo de metodología (esto es una opinión muy personal, pero es una realidad la necesidad obligatoria de los investigadores cualitativos de tener que justificar y explicar más de lo necesario este tipo de investigaciones tan científicas como las cuantitativas). Finalmente, tras una nueva valoración, se concedió la ayuda. Este proyecto de investigación fue la tesina que presenté tras superar los dos años del curso de doctorado que recibí en la facultad de Ciencias de la Salud de la universidad de Málaga y al que tuve acceso porque tenía una licenciatura realizada previamente.

Un paso definitivo: el Espacio Europeo de Educación Superior:

Realmente, la enfermería diplomada o DUE, tal y como estaba estructurada a nivel académico hasta hace relativamente poco tiempo, sumaba un claro vacío en la formación posgrado, y obligaba a buscar otras estrategias para completar la suficiencia investigadora. Hoy en día, con la aplicación del RD 1393/2007 por el que se establece la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales, se incorpora la universidad al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), introduciendo la metodología científica y la planificación investigadora en las estructuras de los planes académicos, lo que permitirá el conocimiento y desarrollo de ciertas aptitudes y destrezas en la formulación de hipótesis y objetivos, así como en la resolución de problemas científicos.  Siempre que el informe de un grupo de expertos donde valoran a la carrera de enfermería como una “materia” que debe volver a la diplomatura, no prospere

De manera que queda ahora reglada la formación de doctorado en la universidad con la creación de las Escuelas de Doctorados amparadas en el Real Decreto 99/2011 donde se regulan las enseñanzas oficiales de doctorado: para dotar de un tercer ciclo dentro de los estudios universitarios, a caballo entre el EEES y EEI (Espacio Europeo de Investigación). Con este desarrollo legislativo, se pretende que los doctores sean los actores principales en la generación, la transferencia y la investigación, considerando al doctorando como un investigador en formación, en régimen de supervisión directa y seguimiento del mismo y estableciendo un plazo máximo de duración de los estudios de doctorado con la posibilidad de dedicación a tiempo parcial o completo.

Continuará…

No te pierdas mañana el próximo capítulo…

Nota: Si quieres leer el capítulo III, pincha aquí.

¿Quieres recibir los próximos artículos de Cuidando.es en tu correo electrónico? Suscríbete aqui.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.